Miércoles, 25 de noviembre de 2020

Casi la mitad de los perceptores de la PAC son hombres y entre los 45 y los 65 años

Los agricultores y ganaderos de la provincia de Salamanca menores de 25 años no llegan al 1% (0,71%), mientras que los mayores de 65 años representan el 26%

Un agricultor trabajando en sus tierras

Según los datos, facilitados por la Junta de Castilla y León, la situación de los perceptores de la PAC en la provincia de Salamanca demuestra el envejecimiento de los titulares de explotaciones agrícolas y ganaderas, “sectores muy importantes para esta provincia”, ha declarado el procurador del PSOE por Salamanca y portavoz socialista en las Cortes de Castilla y León, Juan Luis Cepa, además de las dificultades para que las mujeres accedan como titulares o propietarias en el ejercicio de esta actividad, o lo que es lo mismo, “falta y ausencias de renovación y rejuvenecimiento” ha remachado Cepa.

Según los últimos datos conocidos, en Salamanca los perceptores de la PAC se distribuyen por sexo y edades de la siguiente forma:

Hombres < de 25 años: 50

Mujeres < de 25 años: 4

Hombres entre 25 y 45 años: 1.118

Mujeres entre 25 y 45 años: 212.

Hombres entre 45 y 65 años: 3.365

Mujeres entre 45 y 65 años: 896

Hombres > de 65 años: 1.242

Mujeres > de 65 años: 740

Estos datos certifican, ha apuntado Cepa, que casi la mitad de los perceptores de la PAC en Salamanca son hombres entre los 45 y los 65 años, el 41% de ellos. Y que, ha añadido, “los agricultores y ganaderos de la provincia de Salamanca menores de 25 años no llegan al 1% (0,71%), mientras que los mayores de 65 años suponen el 26%”.  

De estas cifras, ha manifestado el portavoz socialista de agricultura, “llama la atención el hecho que en Béjar, Ciudad Rodrigo, Vitigudino y Alba de Tormes no haya ninguna mujer menor de 25 años perceptora de la PAC. Y que el mayor grado de envejecimiento en los perceptores se da en las comarcas de Alba de Tormes y Vitigudino”.


En base a esta estadística, desde el PSOE de Salamanca se ha exigido a la Junta de Castilla y León “una política mucho más eficiente para la incorporación de jóvenes agricultores y, sobre todo, la incorporación de mujeres”, ha afirmado Juan Luis Cepa, “y la PAC debe servir, a parte de para garantizar las rentas de nuestros agricultores y ganaderos, hacer sostenibles las explotaciones y rentables”.

Al envejecimiento del sector agroganadero se sigue sumando la pérdida de profesionales que, en el caso de Salamanca, acumula 341 menos en los últimos seis años según los últimos datos que se conocen con fecha de finales del pasado 31 de diciembre. Según las organizaciones agrarias, en la provincia de Salamanca se ha pasado de 5.580 en diciembre de 2013 a 5.239 en el mismo mes del año pasado.

El parlamentario salmantino ha apuntado que al problema del envejecimiento, la falta de renovación y de rejuvenecimiento, y las dificultades para que las mujeres accedan a esta actividad siendo titulares de las explotaciones, se añade la cuestión de los precios, “donde la Junta también ha estado, y sigue estando, dejando mucho por hacer”, un problema que se ha agravado en los últimos tiempos como consecuencia de la crisis sanitaria y la pandemia de Covid-19, “mientras la Junta y el ejecutivo regional sigue echando balones fuera y mirando para otro lado”, ha concluido.