Miércoles, 25 de noviembre de 2020

Piden ayudas para la congelación de productos ganaderos y para el sector de la patata

Cuestiones de vital importancia para los agricultores y ganaderos salmantinos que encabezan en la comunidad la producción en ambos sectores

El procurador por el PSOE de Salamanca, Juan Luis Cepa

El portavoz socialista de Agricultura, Ganadería y Desarrollo rural en las Cortes de Castilla y León y procurador por el PSOE de Salamanca, Juan Luis Cepa, ha defendido en la cámara autonómica una propuesta dirigida a la promoción del consumo de productos ganaderos a través de una campaña de la Junta a la que también instó a habilitar una línea de ayudas para el almacenamiento mediante la congelación de estos productos.

Tras recordar que ahora la autoridad delegada y  por tanto responsable de tomar medidas duras como el cierre de la hostelería en la Comunidad es el presidente Mañueco, el portavoz socialista ha explicado que Castilla y León es una de las comunidades autónomas más importantes del país en producciones de calidad de carne, y particularmente la provincia de Salamanca, sector donde el cierre de restaurantes y la paralización del turismo está ya suponiendo la disminución drástica del consumo de lechales, tostones, quesos y aceites de calidad.

“La lonja de Salamanca está viviendo malos días por los bajos pecios como consecuencia del cierre de la hostelería”, ha apuntado Cepa, tras exponer que el cierre  del canal HORECA impuesto por el ejecutivo regional podría traer como consecuencia un  perverso efecto colateral,  la ley de la selva en la agricultura y la ganadería puesto que, algunos compradores con pocos escrúpulos aprovechan que la producción agropecuaria se almacena en las naves  por el cierre de las compras, para ofrecer precios abusivos  y escandaloso a la baja a los productores, siendo necesario por tanto que la Junta amplié las medias protectoras para paliar las pérdidas del sector.

“Los ganaderos especializados en productos destinados a la restauración han visto cancelados sus pedidos de la noche a la mañana y los daños ya se están dejando sentir, sobre todo en los sectores del ovino-caprino y del porcino, e incluso de los huevos camperos”, ha apuntado el procurador salmantino, quien ha incidido en que la restauración es el principal destino de lechazos y de cochinillos, productos que, a nivel de consumidor doméstico, el mercado es insuficiente. Lo mismo ocurre con las pequeñas queserías artesanales, cuyos principales clientes estaban en los turistas.


En este sentido, el parlamentario socialista ha recordado que el Ministerio de Agricultura ha puesto en marcha ayudas para el almacenamiento de carne fresca y refrigeración de animales de vacuno de carne y campañas de consumo para el conjunto de los sectores afectados por la situación de pandemia, demandando a la Junta que intensifique campañas de este tipo y más, de cara a la Navidad, “no se entiende que del casi un millón de euros prometidos por el consejero del ramo para estas campañas a mediados de noviembre, solo haya gastado 99.000 euros”, ha criticado.

Por otra parte, desde el PSOE también se ha reclamado a la Junta y al ejecutivo regional el habilitar ayudas para el sector de la patata en la Comunidad, sector en el que Salamanca es una de las mayores productoras y que también está sufriendo grandes pérdidas y la bajada de ventas como consecuencia del cierre en el sector hostelero, uno de sus mejores y  mayores clientes.

Los socialistas han denunciado que en Castilla y León la interprofesional de la patata aún no está reconocida oficialmente a fecha de hoy, fundamentalmente porque no la han reconocido aún el 51 % de los productores, tal como marca la ley, y que la Consejería de Agricultura   no ha establecido ninguna ayuda para el sector de la patata en esta época tan dura que estamos viviendo.

En base a esto, el PSOE ha lamentado que, tanto PP como Ciudadanos, se hayan opuesto a esta iniciativa y negando ayudas a sectores claves como el ganadero y el de la patata en Castilla y León, y muy especialmente en Salamanca, “dándole la espalda, una vez, a agricultores y ganaderos” ha concluido Cepa.