Advertisement
Miércoles, 27 de enero de 2021

Jiménez – Barbero, una pelea por la portería del Salamanca UDS que no se veía desde la 2018/2019

Los dos porteros están mostrando un buen nivel en sus actuaciones y no se había vuelto a vivir un hecho así en el primer equipo desde que Dani Sotres le arrebató el puesto a Pablo Alcolea

Dani Barbero y Javi Jiménez, durante un entrenamiento del Salamanca UDS este curso / Carlos Cuervo

La portería del Salamanca UDS va camino de generar debate durante toda la temporada, ya que Javi Jiménez y Dani Barbero son dos guardametas de alto nivel y ninguno tiene el puesto asegurado cada jornada, un hecho que no se vivía en el primer equipo desde la temporada 2018/2019, momento en el que Dani Sotres le arrebató la titularidad a Pablo Alcolea, que a la postre sufriría una lesión de gravedad al romperse el cruzado y acabaría con cualquier tipo de duda. 

En este año, el que venía con galones para ser el primer arcángel del plantel dirigido por Sergio Egea era Jiménez, de 33 años, puesto que su experiencia en Primera y Segunda División y las dotes de liderazgo le otorgaron ese supuesto. Sin embargo, el riojono encontró en su amigo madrileño, de 23 años, hay recordar que se conocen desde hace tiempo al haber compartido también vestuario en el UCAM Murcia y el Atlético Sanluqueño, a un fiero rival. 

Ambos alteraron papeles durante la pretemporada, pero se vio que la idea del técnico argentino era apostar por Jiménez, por lo que fue titular en los tres primeros partidos de Liga –Dépor, Coruxo y Guijuelo– y en la Copa Federación –Las Rozas–, aunque Barbero tuvo su oportunidad frente al Racing de Ferrol y no la desaprovechó con paradas de mucho mérito que no sirvieron para evitar la derrota del equipo blanquinegro en casa, pero sí una goleada. 


Así, dicha competencia recuerda a la de Alcolea, que firmó por el Fuenlabrada de Segunda en la 2019/2020 para cubrir la salida de Biel Ribas por el coronavirus y ahora está sin equipo, y Sotres, aunque el bajo rendimiento del primero en momentos claves fue lo que determinó que el actual jugador del Cádiz, cedido en el Rayo Majadahonda, se convirtierá en indiscutible. Pablo encadenó cinco titularidades seguidas, mientras que Dani brilló en su debut frente al filial del Dépor, llegando a jugar cuatro duelos antes de lesionarse el codo para un mes. 

Tras su regreso, el cántabro amarró los palos, Alcolea se rompió y desde entonces nadie le quitó su lugar en el club, ya que el mexicano Andrés Sánchez, que vino a suplir a Alcolea, llegó a jugar algún partido suelto entre Liga y Copa Federación, pero nunca le alcanzó para ser una amenaza para un Dani Sotres que abandonó la entidad este verano. Ahí llegaron Javi Jiménez y Dani Barbero a tierras charras, aunque el desenlance de su historia aún no lo conocemos…