Viernes, 4 de diciembre de 2020

Salamanca contará con ocho profesores honoríficos colaboradores durante este curso

Se trata de un programa con el que la Junta reconoce la trayectoria y potencial humano de los profesionales jubilados

Algunos docentes jubilados se incorporarán a colegios, institutos y centros de Formación del Profesorado de la Comunidad

Castilla y León contará con 44 profesores honoríficos colaboradores en sus aulas durante el curso 2020-2021, ocho de ellos en Salamanca,  a través de un programa con el que la Junta reconoce la trayectoria y potencial humano de los profesores jubilados.

En concreto, el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) de este miércoles recoge el nombramiento de 20 nuevos docentes jubilados para su incorporación a colegios, institutos y centros de Formación del Profesorado de la Comunidad, una iniciativa que, según informa la Consejería de Educación, es "muy satisfactoria" entre centros y docentes ya que un 94 por ciento lo califica de excelente o muy buena.

Pueden participar en esta iniciativa los docentes jubilados menores de 70 años que hayan prestado sus servicios durante un mínimo de 25 años en los cuerpos docentes de enseñanzas escolares y de régimen especial y la actividad docente del profesor honorífico colaborador tiene carácter excepcional por lo que sólo podrá realizarla acompañado de un profesor titular.

No obstante, explican desde el departamento que dirige Rocío Lucas, puede colaborar en tareas preparatorias y/o complementarias a aquella actividad docente, "siempre que se corresponda con el desarrollo de actuaciones de formación permanente en el propio centro o aula".

La Administración educativa autonómica reguló al inicio del curso 2017-2018 la figura del profesor honorífico colaborador y el procedimiento para su nombramiento y en agosto de este año se realizó la cuarta convocatoria, a la que se acogieron 20 profesores que han sido nombrados este miércoles en el Bocyl como profesores honoríficos colaboradores para el curso 2020-2021.

Según han precisado las mismas fuentes, esta designación tiene una vigencia de un curso escolar y, previa solicitud del interesado, se puede prorrogar por el mismo período, por un máximo de tres veces. De esta forma, si se tienen en cuenta las renovaciones y los nuevos nombramientos, las aulas de las Comunidad contarán con un total de 44 profesores honoríficos en este periodo lectivo.

La convocatoria establece, en primer lugar, una colaboración abierta. En esta vía, los docentes asesoran, apoyan y forman a los profesores en activo como expertos en ‘innovación e investigación educativa’, ‘inclusión educativa y cambio metodológico’, ‘desarrollo de la competencia digital e integración didáctica de las TIC’, ‘promoción de los procesos de internacionalización y desarrollo de la competencia lingüística y didáctica en lenguas extranjeras’ y ‘fomento de la convivencia y desarrollo científico en las diferentes áreas curriculares’. Para este curso, se han acogido a esta modalidad seis docentes.

Por otro lado y si la colaboración es concreta, los docentes honoríficos llevarán a cabo un proyecto elaborado por ellos, para su realización en un centro docente específico. En este caso, son 14 los profesores jubilados que desarrollarán su propia iniciativa.

Finalmente, se presentaron 24 solicitudes de renovación de los 45 profesores que cumplían los requisitos de prórroga.

"Tras tres cursos en funcionamiento, la valoración global que hacen los tres agentes intervinientes en esta iniciativa -profesores honoríficos, red de formación y centros y docentes destinatarios de la colaboración- es muy satisfactoria", aseguran desde la Consejería de Educación.

Además, el cien por cien de la red de formación que lo ha implantado y apoyado lo valora de forma excelente o muy buena y no han hecho llegar a la Consejería de Educación consideraciones negativas en ningún ámbito.

Para difundir y compartir los contenidos y objetivos de las sesiones y proyectos se ha creado una red de profesores honoríficos que disponen de un espacio colaborativo y de las herramientas ofimáticas necesarias para el buen desarrollo del programa. Asimismo, la Consejería de Educación tiene previsto potenciar una nueva vía como es la del ‘profesor mentor’ al servicio de los profesores en su primer curso de docencia.