Jueves, 3 de diciembre de 2020

Positivos de coronavirus llevan a la Junta a cerrar tres nuevas aulas en Salamanca

También se anuncia cuarentena para un grupo de Ávila, otro en Burgos, tres de León, uno en Palencia, otro en Segovia, siete de Valladolid y dos de Zamora

La Junta de Castilla y León recuerda a los padres de los niños que estén pendientes de resultados de PCR que no los lleven a su centro educativo hasta que no termine el periodo de cuarentena

Los positivos por PCR detectados en miembros de la comunidad educativa obligan a la Consejería de Educación a cerrar tres nuevas aulas en la provincia de Salamanca. Los protocolos recomiendan poner en cuarentena a toda la clase cuando se trata de grupos de convivencia estable. La medida afecta a un grupo del CEIP San Francisco, de Ciudad Rodrigo; un grupo del CRA Río Yeltes, de Villavieja de Yeltes y un grupo de la Escuela de Educación Infantil Lazarillo de Tormes, en Salamanca.

Los equipos COVID-colegios realizarán pruebas diagnósticas PCR a sus compañeros, así como a los docentes que hayan mantenido contacto con el aula. La Junta de Castilla y León recuerda a los padres de los niños que estén pendientes de resultados de PCR, que no los lleven a sus centros educativos hasta que no termine el periodo de cuarentena.

En el resto de la comunidad también se toma hoy esta medida en otros centros. En concreto en un grupo de Ávila, otro en Burgos, tres de León, uno en Palencia, otro en Segovia, siete de Valladolid y dos de Zamora. En estos momentos, hay un total de 159 aulas en cuarentena en Castilla y León.


Asimismo, ya se conocen más resultados de las pruebas PCR realizadas por los equipos COVID-colegios a los miembros de la comunidad educativa que han entrado en cuarentena. En total, desde que empezara el curso, se han confirmado 279 casos de alumnos y 31 de trabajadores con PCR positiva. Cuatro de esas confirmaciones se han producido en la última jornada y corresponden a tres alumnos y un trabajador.

La Junta de Castilla y León recuerda a los padres de los niños que estén pendientes de resultados de PCR que no los lleven a su centro educativo hasta que no termine el periodo de cuarentena.