Miércoles, 25 de noviembre de 2020

Portugal declara el segundo estado de emergencia pensando en un “confinamiento muy limitado”

Estará vigente del 9 al 23 de noviembre y podrá ser renovado
Marcelo Rebelo de Sousa, presidente de Portugal/ Foto: PRESIDÊNCIA DA REPÚBLICA

El presidente de la República de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, ha firmado a primera hora de la noche de este viernes el decreto por el que se declara el estado de emergencia, después de su aprobación hoy por el Parlamento portugués.

Comenzará el próximo lunes 9 de noviembre y estará en vigor hasta el 23 de noviembre, cuando será sometido a revisión.

En un discurso a la nación emitido desde el Palacio de Belén, en su habitual estilo solemne y sencillo, el presidente aplaudió el consenso manifestado en el Parlamento portugués, ya que la medida ha sido aprobada con el 84% de votos a favor, algunas abstenciones y solo el 6% de los diputados en contra. Quiso Rebelo de Sousa destacar esta unión en un contexto “más difícil que en marzo”.

Otra parte de su breve discurso ha sido dedicada a los trabajadores, micro-empresarios y empresarios medios, aludiendo a la voluntad de proteger los ingresos y salarios, por lo que el presidente ha anunciado que será un “confinamiento muy limitado y preventivo”.

Ha dicho el presidente que por ahora este estado de emergencia consistiría básicamente en la limitación de circular por la vía pública a ciertas horas en determinados días en los municipios donde el riesgo sea más alto.


El tercer bloque de su discurso ha querido dirigirlo a los profesionales y usuarios del sistema sanitario. Ha hecho alusión a las medidas económicas que el Presupuesto de Estado 2021 dedica a la mejora en este ámbito. “Un compromiso de trabajo y humildad para mejorar la sanidad, pensando en enfermos covid y no covid, intentando garantizar a todos los legítimos derechos a la vida y la salud”.

Por último, Marcelo Rebelo de Sousa ha dejado una puerta abierta a la prolongación del estado de emergencia una vez sea evaluado a finales de noviembre. “Este desafío no acabará en noviembre ni en diciembre, ni posiblemente tampoco en los primeros meses de 2021, pero noviembre es un mes clave”, ha declarado el presidente.

Sobre la oportunidad de esta medida restrictiva de derechos fundamentales en este momento concreto, Rebelo de Sousa ha advertido que se trata también de “evitar un diciembre gravado con restricciones más drásticas”.

Para finalizar, el presidente Rebelo de Sousa ha querido dejar una palabra de ánimo a los portugueses: “Este segundo estado de emergencia es un examen a nuestra contención, serenidad y resistencia; debemos vivirlo solidarios y resignados”.