Advertisement
Jueves, 28 de enero de 2021

El Estado se quedará con la herencia de una salmantina, un piso y una deuda de 3.000 euros, si nadie la reclama

La vivienda está tasada en cerca de 60.000 euros, inmueble que se adjudicará a la Administración General del Estado al fallecer sin dejar testamento y sin herederos legítimos

Ciudad de Salamanca

Hacienda busca a los herederos de una salmantina, fallecida en 2017 en una residencia de mayores del municipio leonés de Fresno de la Vega. La herencia incluye un piso en la calle Emigdio de la Riva (en el barrio Vidal), con un valor de tasación de 59.221,20 euros, y una deuda de 3.000 euros, más 900 de intereses y costas judiciales, a pagar a la comunidad de vecinos. Si en el plazo máximo de un año no aparece nadie con derecho a la herencia, está pasará a manos del Estado.

Cuando una persona fallece sin haber hecho testamento y sin herederos legítimos, la Administración General del Estado se hace cargo de la herencia. Es lo que se conoce como declaración de heredero abintestato.

En este caso, la Delegación Provincial de Economía y Hacienda, con fecha del pasado 20 de octubre, publicaba en el BOE el anuncio del acuerdo de incoación del procedimiento para la declaración administrativa de heredero abintestato. Es decir, a falta de herederos legítimos, la adjudicataria de los bienes será la Administración del Estado. Se abre asimismo un plazo de una duración máxima de un año para que si alguna persona considera que tiene derecho a la herencia pueda presentar alegaciones.


Hijos, padres, cónyuges, hermanos, sobrinos... Cuando no hay nadie más en la lista de herederos legítimos, el que hereda pasa a ser el Estado, que una vez recibida la reparte conforme a lo establecido por Ley: Un tercio a favor instituciones benéficas municipales, otro tercio a favor de instituciones benéficas provinciales y el último tercio a favor de la deuda pública salvo que el Consejo de Ministros determine otra aplicación.