Advertisement
Domingo, 17 de enero de 2021

Mañueco: "Estamos trabajando para la peor de las hipótesis para estar mejor preparados"

El presidente de la Junta ha criticado los incidentes producidos por minorías como los de Burgos el pasado viernes

El presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, ha advertido de que la Junta trabaja para la "peor" de las hipótesis, porque, recuerda, ya la vivieron en marzo y abril y ahora quieren estar "mejor preparados para adoptar más medidas".

El jefe del Ejecutivo autonómico señala, en sendas entrevistas que publican hoy las ediciones de El Norte de Castilla y Diario de Burgos, que hay que ser "conscientes" de que en algunos hospitales la ocupación de camas de UCI es "casi plena" y se tienen que adoptar "criterios excepcionales". "Que todo el mundo tenga claro que los muertos, desde el 1 de septiembre, rondan los 800 y, desde que empezó la pandemia, son más de 4.600", añade.

De ahí que la Junta continúe adoptando medidas conforme vaya evolucionando la incidencia y sobre un posible confinamiento domiciliario señala que "nunca sería" como fue en marzo, "de manera abrupta".

"En marzo, de manera abrupta, se confinó y se metió a todo el mundo en casa. Se cerró. Es más, durante unos días se cerró totalmente la economía. Y nosotros entendemos que lo que hay que hacer es dar pasos de manera progresiva. Vamos introduciendo restricciones y el toque de queda, en sí mismo, es un camino hacia ese paso. Esperamos que el toque de queda pare la curva. Si no lo hace, tendremos que seguir tomando medidas. Hemos adoptado restricciones territoriales que en municipios pequeños eran eficaces a 14 días y en grandes ciudades necesitaban un periodo más largo. Ahora en Palencia y León se están reduciendo los niveles de contagio, algo importante. Todas las medidas tienen sus consecuencias positivas", ha explicado.

También ha hablado sobre los incidentes del viernes en Burgos, episodios, ha explicado, que son protagonizados por una "minoría", al tiempo que ha agradecido la "responsabilidad" demostrada por la gran mayoría de personas de Castilla y León. "Estos hechos son reprobables y no ayudan en nada a la lucha contra el coronavirus, que es el único enemigo", ha añadido.


Sobre si percibe el "hartazgo" de la ciudadanía por la gestión política de la crisis, Mañueco ha reconocido que se trata de una situación "excepcional" para la que nadie estaba preparado. "Es así. Pero es verdad que estamos mejor preparados que en marzo y abril. Lo que estamos viviendo hoy hubiera sido en marzo mucho más calamitoso. Tenemos que aprender de los errores, por eso le hemos pedido al Gobierno una evaluación de qué se ha hecho bien y qué no. Cuanto antes", ha añadido.

Sobre la presión asistencial y la necesidad o no de más profesionales, el dirigente autonómico asevera que se irán adaptando a la situación de "cada momento". "Se mantiene gran parte de la actividad quirúrgica y asistencial; en marzo se suspendió casi de raíz y todos esos profesionales se reorientaron a la atención de pacientes de UCI e ingresados en planta", para apelar a la "tranquilidad" a la hora de responder si la Comunidad necesitará sacar pacientes a hospitales de otras autonomías. "Vamos a tener tranquilidad y a confiar en las decisiones que se adoptan, en el sistema público de salud, y vamos a utilizar, si fuera necesario, los recursos del sistema privado", añade.

En cuanto a todo lo sucedido en las residencias, Mañueco asegura que no es un problema de "dañar" la imagen de marca de las empresas que las gestionan, sino un problema de protección de datos. "Coinciden tres informes claros y contundentes, de la Asesoría Jurídica de la Junta de Castilla y León, la Abogacía del Estado y la Agencia de Protección de Datos nacional. Lo que tenemos que hacer es cumplir los informes jurídicos. Si el Procurador del Común, que es el Comisionado de la Transparencia, nos ordena que demos esos datos, los daremos de inmediato", aclara.