Viernes, 4 de diciembre de 2020

¿Por qué no lanzan a Trump como basura espacial?

    La Nasa debería ocuparse. Porque es un asunto de seguridad mundial. Es más importante que investigar los agujeros negros, averiguar si hay vida en otros planetas,  buscar recursos en las galaxias. Deberían lanzar a Trump como un desecho dañino de nuestra planeta hacia el rincón más apartado del universo, mucho más allá del último lugar que haya sondeado la nave Enterprise. Para que no lleguen aquí nunca más sus miasmas.

     Que allí instalen a Trump con un estanque sucio en que revolcarse, con cargamentos de amianto para beber (ya que la contaminación no existe), con toda su ignorancia y brutalidad, con toda su prepotencia y su falsificación,  con toda su zafiedad y miseria mental, con su cargamento de mentiras y simplezas. Que le pongan videojuegos de bestialidad porque los libros no sabe leerlos, que le pongan ese sonido machacón que llevan algunos atrasados mentales en sus coches (pon, pon, pon) porque no tiene ninguna sensibilidad musical, que le proyecten videos de matanzas  y de bombardeos.

     Y que allí cerca construyan colonias para sus admiradores, los que le votan una y otra vez. Que lo rodeen adorando a su Dios feroz tan poco evangélico, armándose hasta los dientes, disparando por deporte contra negros y maricones, acumulando dinero de manera caníbal como decía Norman Mailer, bebiendo deliciosas lluvias ácidas, tomando bocadillos de covid (ya que temerle al covid es cosa de perdedores), abatiendo trotamundos que vayan por el mundo en moto como Dennis Hopper, encerrados en sus mentes oscuras y pantanosas.

    Sí, me parece urgente. El planeta Tierra no se merece a este gran Virus que siempre nos vocifera,  que gesticula como una caricatura , que  nos señala con su dedo de plomo.

ANTONIO COSTA GÓMEZ, ESCRITOR