Advertisement
Lunes, 25 de enero de 2021

Castilla y León pide al Gobierno la posibilidad del confinamiento domiciliario, si la pandemia sigue avanzando

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, confirma que se está trabajando en esta herramienta jurídica, por si fuera necesaria

Plaza del Poeta Iglesias durante los meses del confinamiento en Salamanca. Foto de Emiliano Cruz Martín

El confinamiento domiciliario para los habitantes de Castilla y León es una posibilidad cada vez más cercana y podría concretarse a partir del 9 de noviembre, si los datos de contagios del coronavirus siguen incrementando la presión sobre el sistema de salud regional.

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha confirmado que ha solicitado al ministro de Sanidad, Salvador Illa, las herramientas jurídicas para aplicar esta medida, si fuera necesario. Se trata de un confinamiento domiciliario programado, similar al que se está realizando en países como Francia o Alemania y que se aplica por periodos concretos, en principio para 14 días.


De este modo, si la situació sanitaria no mejora la Junta está dispuesta a ir más allá de las limitaciones de movilidad y toques de queda. Casado insistía en la “gravedad de la situación actual” porque “el avance del virus cada vez es mayor. No podemos transmitir certezas pero las medidas deben seguir avanzando”.

La decisión depende la tendencia de contagios, si ésta no disminuye o se contiene, se aplicaría este confinamiento similar al de Francia y Alemania, que permite realizar algunas actividades esenciales, aunque estos términos los están concretando los expertos.