Advertisement
Martes, 26 de enero de 2021

Mañueco anuncia el cierre perimetral de Castilla y León desde este viernes y hasta el 9 de noviembre

Tras la reunión mantenida con los presidentes autonómicos de Castilla-La Mancha y Madrid, al tiempo que ha recomendado “un autoconfinamiento inteligente, moverse solo para lo necesario”, porque “el cierre solo será eficaz si hay responsabilidad”

Reunión de los presidentes autonómicos de Castilla y León, Castilla-La Mancha y Madrid, este miércoles

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha anunciado este viernes, tras la reunión mantenida con los presidentes autonómicos de Madrid y Castilla-La Mancha para la coordinación en la lucha contra la pandemia, el cierre perimetral de la Comunidad desde este viernes, a las 14 horas, y hasta el próximo 9 de noviembre, hasta la “finalización del primer periodo del estado de alarma”, tal y como ha apuntado Mañueco. 

El presidente de la Junta, como anfitrión del encuentro celebrado en Ávila, ha abierto las intervenciones significando el “paso al frente” que han dado las tres autonomías, que han realizado un trabajo “coordinado”, y que pone “en valor” la España de las autonomías. “El objetivo es muy claro y el virus no entiende ni de fronteras, ni de colores políticos, ni ideologías. Apostamos por sumar, por proteger la vida y la salud de las personas”, ha subrayado.

Mañueco ha recordado que la pandemia crece de manera “exponencial” tanto en la Comunidad como en España. “Nos encontramos en riesgo extremo, aumentan los contagios, la ocupación hospitalaria, los fallecimientos y la carga de trabajo sanitarios. Y hay que tomar medidas drásticas, pero proporcionadas”, ha continuado.

Asimismo, en su intervención, ha recomendado “un autoconfinamiento inteligente, moverse solo para lo necesario, sabemos que son días de calor familiar -coincidiendo con el Puente de Todos los Santos-, pero tenemos que reducir el contacto con las personas no convivientes”. “El cierre solo será eficaz si hay responsabilidad”. 

Por su parte, la comunidad de Castilla-La Mancha también impondrá un cierre perimetral, hasta el 9 de noviembre, mientras que la Comunidad de Madrid, tal y como apuntado su presidenta, Isabel Díaz Ayuso, pedirá hoy mismo por carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que se puedan cerrar perimetralmente las comunidades autónomas “por días”, reiterando que Madrid apuesta por medidas “más quirúrgicas”. 

“Soy consciente de que va a haber muchos desplazamientos. Entiendo a los presidentes -de Castilla y León y Castilla-La Mancha-, pero tengo que defender las medidas de la Comunidad de Madrid, que funcionaban”, ha asegurado. Con todo, ha aseverado que propondrá al Gobierno que permitan cerrar comunidades autónomas “por días”.

Por su parte, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, segundo en tomar la palabra, ha dicho que se tomará la misma decisión “con alguna diferencia” en cuanto a horarios. “Noviembre es un mes diferente, es temporada baja a muchos efectos, y por tanto es un mes en el que podemos estar a tiempo de tomar decisiones para que la temporada alta de diciembre se pueda hacer con más normalidad”, ha dicho García-Page.


Cierre perimetral de Castilla y León: ¿qué implica?

Con esta medida, amparada en el decreto de estado de alarma, se restringirá la entrada y salida de personas en estos territorios. Según ha explicado el presidente de la Junta de Castilla y León, solo estará permitido en casos justificados como la asistencia a centros, servicios y establecimientos sanitarios; centros universitarios, docentes y educativos, incluidas las escuelas de educación infantil; cuidado a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o personas especialmente vulnerables; cumplimiento de obligaciones laborales, profesionales, empresariales o legales; retorno al lugar de residencia habitual; desplazamiento a entidades financieras o de seguros; realización de actuaciones requeridas o urgentes ante los órganos públicos, judiciales o notariales; renovaciones de permisos y documentación oficial, así como otros trámites administrativos inaplazables; exámenes o pruebas oficiales inaplazables o cualquier otra actividad de análoga naturaleza, debidamente acreditada.

Además, la circulación por carretera y viales que transcurran o atraviesen Castilla y León estará permitida siempre y cuando tengan origen y destino fuera de la Comunidad. Así, el presidente ha pedido al Gobierno de España su colaboración imprescindible en el control del transporte público.

Por otra parte, el presidente ha informado de que se mantiene la restricción a la permanencia de grupos de más de seis personas, en espacios públicos o privados, salvo que se trate de convivientes. Y las reuniones, celebraciones y encuentros religiosos tendrán un límite de aforo del 50 %.

Por último, Fernández Mañueco, quien ya ha comunicado esta decisión a los ministerios correspondientes, a la Delegación del Gobierno en Castilla y León, al resto de comunidades limítrofes y a los portavoces de los principales grupos parlamentarios, ha manifestado que esta reunión entre los jefes de tres Ejecutivos autonómicos de distinto color político constituye una demostración de que el estado de las autonomías, con colaboración, está respondiendo al desafío de la pandemia.