Advertisement
Lunes, 25 de enero de 2021

Cómo elegir un andador para ancianos

El producto en cuestión debe trasladarle al usuario la tranquilidad que necesita con tal de realizar sus paseos y que los mismos resulten gratificantes de principio a fin

Con el paso de los siglos la esperanza de vida ha aumentado de forma considerable no solo en Salamanca, sino también en el resto de España. Aunque es un dato que varía significativamente en función del género, es mucho más halagüeño que antaño. Por supuesto, lleva consigo una serie de aspectos no tan positivos, siendo un claro ejemplo el desgaste al que se somete al cuerpo

Así lo demuestra el simple hecho de andar, acción que cuesta a partir de alcanzar cierta edad. Por suerte, se trata de una dificultad fácilmente solucionable gracias a un producto muy recomendable. Nos referimos al andador para ancianos

Independientemente de si se lo compra para sí misma una persona de avanzada edad u optas por regalárselo a tu abuelo/a, es habitual que surjan numerosas dudas. En tal caso presta atención a los próximos párrafos, puesto que desgranaremos las claves a tener en cuenta para acertar de lleno en la decisión adoptada. 

Diseño plegable 

Tal como veremos seguidamente, el diseño es crucial, jugando un papel trascendental como no lo hace en prácticamente ningún otro sector. Son numerosos los aspectos que adquieren relevancia, aunque primero vamos a detallar uno que suele ser pasado por alto. Nos referimos a la posibilidad de plegar el conjunto. 

Algunos ancianos que todavía están lo suficientemente bien de salud son capaces de andar por casa sin necesidad de dicho elemento. Así pues, solo lo utilizan al abandonar el domicilio, por ejemplo a la hora de ir a hacer la compra. 

Así pues, no es plato de buen gusto tener un producto ocupando una considerable parte del salón o de cualquier otra dependencia. Afortunadamente ello no sucede si se opta por una unidad cuya estructura sea plegable. 

En tiempos anteriores era un tanto complicado dar con este tipo de productos. Sin embargo, los fabricantes en pleno 2020 saben lo importante que resulta dicho aspecto. De hecho, ante dos modelos distintos, los ancianos casi siempre optarán por aquel que pueda plegarse, sobre todo si el mecanismo es rápido y fácil de utilizar. 

Ergonomía 

Continuamos profundizando en aspectos relacionados con el diseño. Y es que por mucho que un conjunto sea plegable, poco importa si a la hora de la verdad la persona de avanzada edad no está del todo a gusto al caminar. 

Por suerte, grandes inversiones en I+D han dado pie a que las marcas se vean capaces de fabricar unidades excelentes en este sentido. No solo hablamos de la estructura superior a la que se agarra el anciano con sus propias manos. 


También nos referimos a las ruedas. En las últimas décadas se ha avanzado mucho en este ámbito. Así lo demuestran aquellas que proporcionan un equilibrio óptimo incluso en caso de andar a través de terrenos que presentan numerosas irregularidades. 

Seguridad 

Llegamos al que sin duda alguna es el aspecto en el que más inciden los consumidores al comprar un andador para ancianos. El producto en cuestión debe trasladarle al usuario la tranquilidad que necesita con tal de realizar sus paseos y que los mismos resulten gratificantes de principio a fin. 

Un detalle que suele ser sinónimo de aumento de seguridad se resume en la implementación del sistema necesario para regular la altura. De esta forma cada anciano podrá disponer de un andador idóneo en base a sus características corporales. 

Peso 

El peso está directamente relacionado con la seguridad, aunque existe una falsa creencia en este sentido. La misma consiste en pensar que, cuanto más pese el conjunto, más seguro será. Nada más lejos de la realidad. 

Así lo demuestran los andadores de aluminio, uno de los mejores materiales para dar forma a esta clase de productos tan importantes para las personas de edad avanzada. En lo que al peso se refiere, una cifra de aproximadamente seis kilogramos es más que correcta

Resistencia 

Para acertar de lleno con la compra también es necesario asegurarse de que el andador resistirá bien el paso del tiempo. 

Los materiales con los que se han fabricado desde la estructura en sí hasta las ruedas han de ser comprobados para cerciorarte de que estás ante una buena unidad que presume de una gran solidez. 

Relación calidad-precio 

Tanto en este sector como en los demás ámbitos, cada vez más personas le dan una enorme importancia a la relación calidad-precio. Pero, ¿cómo asegurarse de que los modelos cumplen con dicha característica trascendental? 

Si no estás acostumbrado a tratar con andadores lo más recomendable es acudir a un sitio web especializado. Entre los aconsejados por ortopedias y demás centros similares se encuentra el conocido bajo el nombre de EntreAbuelos.com

Los expertos que allí se dan cita tienen una dilatada trayectoria a sus espaldas analizando andadores para ancianos. De hecho, su guía es una de las más consultadas de Internet, abarcando en un top los mejores productos actuales que permiten acertar al cien por cien en la elección llevada a cabo.