Advertisement Advertisement Advertisement
Sábado, 6 de marzo de 2021

Egea vuelve a dar con la tecla del Salamanca UDS

El cambio de esquema del preparador argentino del 5-3-2 al 4-3-3 fue clave para que el equipo charro lograse el primer triunfo del curso en casa

Jorge Mora, alegre tras anotar su primer tanto en España con el Salamanca UDS

Como cada inicio de semana, llega ‘El rincón de los lunes’ con la opinión del periodista Carlos Cuervo sobre lo más interesante que ha sucedido durante este fin de semana en el deporte local. En esta ocasión, las portadas las ocupan el triunfo del Salamanca UDS sobre el Coruxo en el primer partido de Liga en el Estadio Helmántico después de siete metes de pandemia, un duelo en el que los blanquinegros se impusieron por 2-0 a su rival gracias a los goles de Diego ‘Puma’ Chávez y Jorge Mora. 

Para desgranar el choque, lo primero que hay que hacer es empezar por el principio. Se habló mucho durante los días previos al encuentro sobre la posibilidad de que Sergio Egea abandonase el 5-3-2 que utilizó en Riazor para pasar al 4-3-3. El técnico argentino jugó al despiste en la rueda de prensa con los medios, pero no defraudó. Sin embargo, sorprendió a todo el mundo al dejar fuera del once inicial a Uxío da Pena y dar entrada a Jorge Mora. Debo reconocer que yo mismo fui el primero que pensó que Egea se había equivocado, pero touché. Nada se le puede reprochar al ‘míster’, puesto que la jugada le salió a pedir de boca: gol y asistencia del mexicano en casa. 

La incidencia del criticado -por su estado físico- mediapunta sudamericano en los tantos del Salamanca UDS es del 100% (tres de tres) en el arranque de competición tras lanzar el córner que acabó en gol de Candelas contra el Deportivo de La Coruña, una fórmula que fue aún más directa con el tanto de ‘Puma’, mientras que también vio puerta gracias a un buen centro de un imperial lateral izquierdo como es el caso de Alfonso Candelas. 

No obstante, la clave para ver un buen plantel sobre el tapete verde en la segunda fecha del calendario de Liga residió en el descanso y la segunda parte, ya que Egea optó por el 4-2-3-1 y los futbolistas estuvieron mucho más asentados y no se pisaron unos a otros, aunque Télles tuvo que ser sacrificado al jugar fuera de posición, lo que empeoró su rendimiento, a pesar de no estar mal. Mención aparte merece un Javi Jiménez que mostró un buen nivel y se repuso de los fantasmas vividos en Galicia tras sentir en su cogote la tensión que se vive en un club como el Salamanca UDS por simular una lesión a la que muchos achacaron la culpa de la derrota.

El que no estuvo fino fue Ernest Ohemeng. Y eso es muy raro viendo el rendimiento del ghanés hasta ahora, pero cuando juega en la derecha pierde potencial. Está más que visto. Y además, no se entiende igual con Nacho López que con Candelas. Sin embargo, en el otro costado el que fue un escándalo fue Chávez. ¡Qué tío! Todavía debe seguir corriendo por el Helmántico… ¡Y encima marcó! Parece que este año lo que llega desde el otro lado del charco da un rendimiento inmediato. 

En definitiva, al Salamanca UDS aún le queda mucho trabajo por delante. Egea debe corregir que sus dos centrales vean amarilla sí y amarilla también en cada choque. De hecho, uno de los factores determinantes de la contienda fue sustituir a un caliente y amonestado Kristian por Lacerda. Además, los desajustes defensivos no pueden ser tan grandes, dado que la zaga mostró fragilidad y el Coruxo dispuso de un par de oportunidades de gol que solo se fallan en el patio del colegio. Lo dicho, hay materia prima para lograr la PRO, pero hay que seguir currando. Y cuidado, nada de relajaciones, que toca derbi en el Municipal y el Guijuelo está tocado y quiere sangre.