Advertisement
Martes, 19 de enero de 2021

De nuevo escribo los versos de mis antepasados

De nuevo escribo los versos de mis antepasados.
Sus amores no descubiertos.
Sus pérdidas.
Sus cartas conservadas por sus hijas y sus hijos.

Las fotografías en las mesas de las casas,
en las carteras.
Las luces apagadas de las habitaciones.
Los silencios
de todo lo pasado en el presente del futuro irrecuperable.

Los amores, sí, lo repito, los amores,
el descubrimiento de una edad nueva donde las fuerzas faltan un poco,
donde vemos nuestros nombres con una luz certera.

Los niños del tesoro de los padres y los abuelos
otra vez niños con almas inocentes.
Las penas de saber el mundo mundo con todo lo del mundo por siempre desde el inicio.
Los sabores agridulces de algunas cosas medio buenas medio malas.

El viento con su música abierta a los objetos de la vida
como las plantas,
como las hojas,
como la piel de nuestros cuerpos cambiando a la manera de la luna.

Es triste la belleza, pues se extraña cuando llega a la puerta
del instante
y se ansía cuando se va
de regreso
adonde viene.

Todas las personas somos iguales
de frente a esto que pasa ante los ojos.

El vuelo de los pájaros se lleva nuestras voces a su altura.

 

 

Xalapa, Veracruz, México
24 de octubre de 2020