Miércoles, 25 de noviembre de 2020

Nueva cultura del trabajo

La cultura del trabajo a distancia es algo que aún no había calado en la mentalidad de las organizaciones, ya sean de carácter empresarial o institucional, ni tampoco en la conciencia de los trabajadores. Es más, sin la llegada del virus corona, las administraciones públicas jamás habrían pensado que los funcionarios se quedaran realizando su trabajo en casa.

El trabajo que se hacía a distancia escasamente llegaba al 5%. Es cierto que era algo que estaba ahí, empujado por las nuevas tecnologías y por la competitividad laboral, pendiente de desembarcar. La llegada de la pandemia aceleró de forma brusca la implantación del teletrabajo y al menos un 30% de la población convirtió sus despachos, salones o dormitorios en oficinas domésticas, conectadas en red con los centros de trabajo. ¿Qué hubiera sido de nosotros y de nuestras empresas, durante el ya largo medio año que llevamos de pandemia, en este archipiélago de entidades y personas, sin la mediación de internet y los recursos de las nuevas tecnologías?

El confinamiento trajo la puesta en práctica de muchas innovaciones en el trabajo que han llegado para quedarse, como la digitalización, la aceleración de procesos y procedimientos administrativos, la modernización con la oportuna adquisición de equipos, terminales de telefonía, conexiones a internet, servidores capaces de manejar el gran incremento de datos, o habilitar espacios donde poder hacer el trabajo en los hogares. Lo que implica una transformación interna de las organizaciones y la manera de trabajar, una nueva cultura del trabajo.

El teletrabajo ha llegado con grandes retos organizativos, tecnológicos y de comportamientos antes las nuevas tecnologías y las labores a realizar. Organizar el trabajo en remoto, incrementar la capacidad de la red y de los servidores, así como garantizar la ciberseguridad que permita mantener a cientos o miles de trabajadores, trabajando a distancia, sin que haya riesgos de ataques cibernéticos que alteren los flujos de información o el colapso de la actividad, son algunos de los retos.

Nuevas formas de trabajar, de relacionarse con los trabajadores y con los ciudadanos, no solo han llegado para quedarse, también para condicionar nuestras vidas. Está claro que la utilización del tiempo que ha imperado durante décadas, aquello de repartir las 24 horas del día en 8 horas para trabajar, 8 para el ocio y 8 para dormir, se ha acabado. Entramos en una nueva cultura del trabajo que nos invade el tiempo del ocio y hasta el dormitorio donde dormimos. Veremos cómo se concilia todo eso con la vida personal y familiar.

La nueva cultura del trabajo requerirá mucha regulación global y por países. Teniendo en cuenta acuerdos europeos, recomendaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y el respaldo de los agentes sociales, España ha promulgado la nueva ley que regula el trabajo a distancia y que entró en vigor el pasado día 13 del corriente mes de octubre. La nueva regulación entiende el teletrabajo como aquel trabajo que se realiza fuera de los establecimientos y centros habituales de la empresa y en el que, para la realización del mismo, es preciso el uso de las nuevas tecnologías.

La ley preserva el carácter voluntario del trabajo a distancia y deja claro que los empleados que hagan teletrabajo, tendrán los mismos derechos que los que lo hagan de forma presencial. Así como que no podrán sufrir ningún tipo de perjuicio en sus condiciones laborales, incluyendo en ello la retribución, la estabilidad en el empleo, el tiempo dedicado al trabajo, la formación y la promoción profesional. Los recursos técnicos y asociados correrán a cargo de la empresa o institución, siendo regulado, el teletrabajo, entre el empresario y el trabajador, dejando constancia por escrito de ello.

La ley que regula el trabajo a distancia es la primera, pero no será la única normativa que vendrá. La nueva cultura del trabajo traerá consigo mucha más regulación y muchos más cambios sociales.

Algo de humor escuchando a Luis Aguilé y Fernando Esteso en "Es una lata el trabajar":

https://www.youtube.com/watch?v=JGMQzofbMGc                                                                                                             

                                                                                                         Aguadero@acta.es