Advertisement
Domingo, 24 de enero de 2021

Cómo acertar con los regalos de Navidad

Podemos optar por ser sutiles e ir introduciendo el tema poco a poco, o bien ir directamente al grano

A mediados de octubre todavía parece un poco lejano el mes de diciembre y la Navidad. Sin embargo, inmersos como estamos en un año tan atípico por el coronavirus, interesarse por esta cuestión no es tema baladí.

Y es que las semanas en este año parece que avanzan más rápido que nunca. Será por el confinamiento tan estricto que vivimos en primavera, o por esta segunda oleada que estamos atravesando y que implica medidas de restricción de movimientos o por la constante sensación de que siempre tenemos en mente el monotema, la realidad es que cuando menos nos lo esperemos, las fiestas navideñas estarán tocando a nuestra puerta.

Por este motivo hoy os ofrecemos algunas ideas para acertar con los regalos de Navidad. Un primer consejo lo avanzamos ya, no hay que esperar hasta que falten solo unos días, saca partido de la previsión. Si en noviembre está el Black Friday y podemos sacar ventaja de sus promociones, adelante con ello.

El regalo debe responder a los gustos de la persona que lo recibe, no de quien los entrega

El día 7 de enero, o los posteriores al 26 de diciembre, en función de la fecha en la que se entreguen los regalos, son días de una intensa actividad frenética en los comercios, pues mucha gente va a devolver productos. ¿Por qué ocurre eso? Puede ser por confusión en el tallaje si es ropa o calzado, o porque directamente el regalo no ha gustado a esa otra persona.

La solución para evitar esta situación es pensar en lo que realmente desee esa otra persona, y no en los gustos propios de la persona que regala. Esto, sin duda, implica interesarse por ella y conocer sus aficiones y necesidades.

Ni regalos comodín ni repetir regalo

Los regalos comodín son los bombones, las colonias, los collares, si hablamos de ellas, y los relojes, los perfumes, las bufandas o los productos de afeitado si toca regalar a chicos. El uso de este tipo de regalos realmente lo que señala, a no ser que se trate de un deseo expreso, es poco interés, poco detalle en ir más allá en sus gustos personales.

Del mismo modo, repetir regalo es caer en el mismo error. Hay que ir un poco más allá, trabajarse un poco el detalle, pues se trata de unas fechas muy especiales. En este sentido, una opción interesante es la que ofrece es la app de Hofmann, que pone a disposición de los usuarios la posibilidad de crear álbumes digitales y detalles personalizados todos relacionados con la imagen y la fotografía.


Cómo saber qué quiere esa otra persona

Sería ideal que los adultos también hicieran una lista como los pequeños, como su carta a los Reyes Magos. Hay quien lo hace, y facilita mucho la tarea. Pero si no es así, es cuando toca hacer trabajo de investigación.

Podemos optar por ser sutiles e ir introduciendo el tema poco a poco, o bien ir directamente al grano: ¿qué quieres como regalo de Navidad? Una práctica que siempre funciona es acudir a la regla de los 4 regalos, que consiste en hacer solo cuatro regalos, algo que necesite, algo que vaya a utilizar, algo que desee y algo para leer.

Si bien está enfocada a los más pequeños, que son quienes más regalos reciben, también se puede rediseñar para adultos, combinat deseos y necesidades. Otra recomendación relacionada con esta idea es hacer regalos compartidos, para disfrutarlos en familia.

Un último apunte relacionado con esta idea de conocer los deseos de la otra persona, haz tu trabajo como espía y graba sus conversaciones de teléfono. Si sacas a relucir de manera oculta el tema mientras hablas por teléfono con esa otra persona, podrás instalar aplicaciones para grabar llamadas y guardar ese archivo como guía para tus compras.

Conexión con el resto de la familia

Los días 26 de enero y posteriores, así como desde el 7 de enero, se producen muchas devoluciones, y no siempre todas son porque el regalo no ha gustado, sino también porque es un artículo que ha sido regalado dos veces, es decir, no ha habido interacción entre la familia.

Si un familiar quiere el último libro del reciente Premio Planeta, y como la literatura es también un regalo comodín, es posible que en el momento de la apertura de los regalos se encuentre con dos ejemplares del mismo. Esta situación, que es divertida y no tiene realmente mucha importancia, se puede evitar solo con un poco de negociación previa entre las personas que van a hacer regalos. De este modo lograremos también encontrar más ideas y propuestas.

Todavía estamos a tiempo de poner en marcha todas estas estrategias. No dejes tus compras navideñas para el último momento y, sobre todo, ve más allá de los regalos tradicionales. Desarrolla un poco de ingenio y trata siempre de satisfacer los deseos de las personas que reciben el presente.