Sábado, 31 de octubre de 2020

Las Jornadas de Actualización de gripe abordarán su relación con la COVID y multiplican sus inscritos, más de 1.500

Los virólogos del Centro de la Gripe destacan la importancia aún mayor de vacunarse este año e incluso confían en que puedan agotarse las dosis
Vacunas para su administración - EUROPA PRESS - Archivo

Las II Jornadas de Actualización en Gripe abordarán en esta edición la relación de esta enfermedad con la COVID-19 y han multiplicado el interés, lo que se refleja en que han multiplicados el número de sanitarios inscritos en las mismas hasta superar los 1.500 frente a los 250 de la anterior edición.

Estas jornadas se desarrollarán este año bajo el lema 'Gripe en tiempos de coronavirus' entre los días 19 y 21 de octubre organizadas por el Centro Nacional de Gripe de Valladolid junto al Instituto de Estudios de Ciencias de la Salud de Castilla y León (ICSCYL).

El director y coordinador de las Jornadas, Iván Sanz Muñoz, responsable científico y de vigilancia virológica del Centro de la Gripe, ha reconocido que no se esperaba tanta afluencia de gente en esta edición telemática, pero ha incidido en que la especialidad de ponentes y organizadores es la gripe y los virus respiratorios y este año había que hablar de COVID porque además dentro de poco llegará la gripe y el resto de virus que convivirán con éste nuevo y es "necesario" formarse al respecto.

El encuentro cuenta con tres bloques bien diferenciados dedicados a vacunas, diagnóstico clínico y epidemiología y tratamiento pacientes, que contarán con expertos en esas áreas con el objetivo de actualizar conocimientos y enseñar a personal sanitario los últimos avances para su aplicación en la práctica clínica, en el trabajo diario.

"Es el objetivo puro y duro, que sirva continuamente de refresco de que los virus son importantes, este año más", ha señalado Sanz Muñoz, quien ha explicado que no es un curso más, tiene una aplicación, y los asistentes siempre reconocen tras su participación que han tenido un aprendizaje que han podido utilizar en su labor.

Aunque todos los años se trata de abordar temas nuevos y no los "de toda la vida" de los que se ha hablado mucho, sino que sean "rompedores", este año todo lo relacionado con COVID es actual, pero además ha incidido en que se presenta un "escenario nuevo" y no se sabe cuando llegue el invierno cómo va a ser.

A este respecto, aunque no se puede tener una "bola de cristal" y jugar a adivinar, el responsable de vigilancia virológica del Centro de la Gripe ha explicado que hay un poco de experiencia con lo que ha ocurrido en el Hemisferio Sur, información que se utiliza para identificar o señalar a las casas comerciales que fabrican vacunas qué cepas van circulando más o menos, algo en lo que se trabaja gracias a la Red Mundial de Vigilancia de la Gripe.

Así, con esa información, se decide "a ocho meses vista", la composición de las cepas de vacuna de cada hemisferio y se prevé lo que va a pasar, aunque con cierto margen de error porque el virus durante ese tiempo evoluciona y sigue circulando por lo que lo que ocurre durante esos meses es "impredecible".

Sanz Muñoz ha diferenciado entre una vacuna nueva como la que se busca para la COVID-19 y la de la gripe, que se hace casi cada año porque se cuenta con una tecnología "muy dominada" y sólo hay que adaptar las cepas, no es "nueva para un virus nuevo", es decir, se va un poco "sobre seguro", aunque a veces se acierta "más y otras menos", aunque ha señalado que cuanta más gente se la ponga más eficaz es.