Viernes, 23 de octubre de 2020

Usal La Antigua pone en marcha la competición sin público pero con la meta del ascenso como objetivo 

Oscar Núñez, técnico del equipo, asegura que “si queremos estar arriba, tenemos que hacer de Würzburg un fortín” y mantiene los nervios del comienzo de competición, el domingo y ante el CB La Flecha
La plantilla del CB Tormes arranca este domingo en casa la competición
Más de siete meses han pasado sin que Würzburg acoja un partido oficial de baloncesto en categoría masculina. Con el confinamiento sufrido en marzo se puso fin a la Liga EBA y el CB Tormes tuvo que parar como toda la competición, cuando ya comenzaba a notarse el ritmo de los partidos. Durante la primavera, la Junta Directiva del USAL La Antigua ha trabajado en un plan basado en conseguir el ascenso, centrándolo en una base de salmantinos, llegando a ser hasta seis en la primera plantilla, junto a varios jugadores que convencieron la pasada temporada como Gacic y Vukcevic, reforzados por nacionales y extranjeros que han cerrado un grupo fuerte en lo personal y lo deportivo.
 
Si comenzar la temporada después de un parón tan importante supone un esfuerzo importante, jugar sin público será una exigencia más para los charros. Y es que tras conocerse las nuevas restricciones de la Junta en Salamanca en materia de movilidad, el Ayuntamiento de la capital ha decidido que los partidos que se jueguen en la ciudad sean sin espectadores en las gradas. “Es un hándicap para nosotros porque teníamos mucha ilusión por volver a competir de verdad y habíamos preparado el pabellón para acoger 400 personas. Es algo que nos ilusionaba mucho. Sin gente parece más un amistoso que un partido oficial, pero debemos trabajar todos en ese sentido”, reconoce Óscar Núñez al respecto.
 
De esta manera, una vez que jugadores y cuerpo técnico de Usal La Antigua dieron negativo este jueves por la noche a los test de antígenos y anticuerpos, recibirán el domingo a partir de las 12.30 horas al CB La Flecha vallisoletano para estrenarse en Liga EBA.
 
<
div style="text-align: justify;">Para este primer choque, el técnico salmantino Óscar Núñez no podrá contar con el salmantino Pedro de la Calle, que sufrió un fuerte esguince de tobillo en el entreno del pasado domingo, ni con Nelson Yengue, que tiene un derrame en la rodilla derecha.
 
Para Núñez se espera un partido “muy difícil porque las primeras jornadas siempre son complicadas por los nervios del inicio de competición y las ganas de empezar ganando. A esto se suma que no sabemos cómo está el rival, cómo ha entrenado…. Ellos están casi igual, saben que nosotros hemos tenido 2 partidos amistosos, pero poco más”. “Tenemos bajas y nos falta ritmo, pero eso no es excusa porque los 2 primeros meses vamos a estar todos más o menos igual”.
 
El objetivo para el técnico charro es “empezar ganando en casa”, sin duda. “Si queremos estar arriba, tenemos que hacer de Würzburg un fortín”, subraya.
 
En cuanto a su rival, Núñez asegura: “El año pasado hicieron una buena temporada, tienen una base de jugadores de Valladolid o la zona y son gente de mucho talento, sobre todo en el exterior. En el interior no tienen, en cambio, grandes dominadores en la zona. Se conocen bien porque llevan muchos años jugando juntos”.
 
Por su parte, el míster charro espera de Usal La Antigua “un equipo que muestre esfuerzo y sacrificio sobre la cancha, por lo que hicimos una plantilla larga en la que todos pueden ser importantes. Así queremos ser capaces de imponer un ritmo muy alto en los partidos y disfrutar en ataque”, resume.