Lunes, 26 de octubre de 2020

Castilla y León cree que el toque de queda puede ser una medida eficaz para frenar la transmisión del virus

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha defendido la necesidad de "actuar pronto" ante los niveles de contagio registrados en el conjunto del país

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, y la consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha considerado que el toque de queda que ya se ha implantado en Francia puede ser una medida "eficaz" para frenar la transmisión del virus, ahora en niveles "preocupantes".

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, Casado ha defendido la necesidad de "actuar pronto" ante los niveles de contagio registrados en el conjunto del país, por lo que ha defendido la adopción de medidas de forma conjunta y coordinada para "contener una situación muy peligrosa".

Sobre la posibilidad de implantar un toque de queda en el conjunto del país, ya que se trata de una medida que sólo se puede aplicar a nivel general y no por autonomías, fue una de las cuestiones que, según Casado, se planteó este miércoles en el Consejo Interterritorial de Salud aunque finalmente no se adoptó la medida.

"Me parece que puede se una medida, lo que está claro es que donde se producen los contactos es en el entorno sociofamiliar, ahí es donde nos vamos de un sitio a otro, de una casa a otra", ha explicado, tras lo que ha señalado que "si la situación empeora mucho y está en riesgo la salud de todos habrá que tomar decisiones complejas".

Por su parte, el vicepresidente de la Junta ha insistido en que podría ser una medida eficaz aunque no se puede adoptar de manera aislada, por lo que ha insistido en la importancia de impulsar medidas homogéneas en el conjunto del país.