Advertisement
Domingo, 24 de enero de 2021

Unionistas no quiere conformarse con nada y pone el límite en las estrellas para la nueva temporada

Hernán Pérez llevará las riendas del vestuario en un curso en el que los del fútbol popular disfrutarán del Reina Sofía, su nueva casa, tras varios años jugando en Las Pistas

El once de Unionistas, en su primer partido oficial

Unionistas está más que preparado para afrontar la temporada más complicada de toda su historia por los problemas generados a raíz de la pandemia del coronavirus, a lo que hay unir una gran incertidumbre por el nuevo formato de la Segunda División B, un hecho que no solo afecta a los charros, puesto que también le ocurre a los otros 101 equipos que componen la categoría. Sin embargo, el club ha hecho un esfuerzo enorme para poder competir de la mejor manera posible en el campo y optar a jugar en la Primera RFEF, popularmente conocida como Segunda B Pro, el próximo curso.

Para ello, los socios de Unionistas han puesto mucho de su parte, y especialmente de su bolsillo, para ayudar a la entidad en momentos tan complicados como los que se están viviendo en todo el mundo desde el pasado mes de marzo. Mientras, la directiva ha apostado –en un verano muy movido– por Diego Hernánsanz como director deportivo, que ha prescindido de Jabi Luaces, el técnico que ha llevado a Unionistas a poner contra las cuerdas al Real Madrid, el equipo más laureado de la historia del fútbol, en una eliminatoria de Copa del Rey que tuvo lugar en enero de este mismo año en Las Pistas, para hacer “un proyecto lo más ganador posible”.

Por su parte, el vallisoletano, que ya ha ayudado al club en otra etapa anterior, ha optado por firmar a Hernán Pérez para el banquillo con el objetivo de practicar un fútbol mucho más vistoso que el de los últimos tiempos. Ante ello, el asturiano ha comentado que “no voy a renunciar a nada porque tengo mucha ilusión en esta temporada y se van a reducir mucho las distancias entre grandes y modestos, por lo que puede pasar cualquier cosa”.


Por otro lado, Hernánsanz ha conseguido crear un once competitivo con fichajes importantes como los de Miguel Serna, Ramiro Mayor, Héctor Nespral, Pepe Carmona o Aythami Perera, entre otros. Sin embargo, la parcela deportiva ha tomado decisiones bastante polémicas como la de rescindir del contrato de Piojo (Javi Navas será el primer capitán y De la Nava el segundo tras su marcha), a pesar de haber aceptado reducirse el sueldo por la COVID-19, al igual que tuvieron que hacer otros miembros de la plantilla. Otro aspecto determinante para la 2020/2021 de Unionistas es que los del fútbol popular abandonarán Las Pistas, campo en el que han disputado sus últimas campañas, para mudarse al Reina Sofía, feudo de césped artificial y que es de uso compartido con el RS Monterrey (de Primera Regional).

Lo negativo es que sus aficionados no podrán disfrutarlo hasta, al menos, enero de 2021 por el retraso de las obras. De este modo, Unionistas está ante un reto mayúsculo, el de llevar su filosofía de vida a una categoría profesional como la Primera RFEF, un hecho que sería determinante para el futuro de una entidad que ha tenido que poner toda la carne en el asador para no sufrir ningún varapalo después de más de un lustro de alegría tras alegría.