Viernes, 23 de octubre de 2020

“El comienzo del curso ha sido duro para todos, profesores, padres y alumnos”

Desde el colectivo hacen especial hincapié en la buena disposición de la dirección del centro mientras reclaman mayor apoyo de la administración
Integrantes de la AMPA del IES Peñaranda en una foto de archivo anterior a la pandemia

La AMPA es sin duda uno de los ejes vertebradores más destacados del complejo mecanismo que hace funcionar cada día con normalidad un centro educativo. Es un colectivo altruista dedicado a favorecer el normal desarrollo de la actividad, siempre buscando favorecer la correcta armonía entre el bienestar de las aulas y la delicada labor directiva.

Así funciona la Asociación de Madres y Padres del IES Peñaranda, cuya activa labor continúa un curso más, con las numerosas particularidades que ha impuesto la llegada del coronavirus a clases y hogares.

María Dolores Piqueras es integrante de esta AMPA y no esconde las inquietudes que les genera el día a día en un nuevo curso marcado por una nueva realidad.

¿Cómo habéis visto el comienzo de este diferente curso escolar?

M.D: El arranque sinceramente ha sido duro para todos, profesores, padres y alumnos. Pero si que resalto la buena predisposición por parte del centro escolar para tomar todas las medidas “a su alcance” para mejorar la situación de las aulas. Entendemos q desde la administración se ha dejado todo lo concerniente a la higiene y distribución en manos de los centros

¿Cómo están siendo los protocolos de entrada y salida de los alumnos?

M.D: Las entradas y salidas se están llevando a cabo de forma correcta. En un principio parecían complicadas, pero los chicos aprenden rápido, y cada vez es más rápida la rutina de limpieza de pies, temperatura y entrada en las aulas.

¿La vida familiar, entre alumnos y padres, también ha sufrido un cambio en este comienzo del curso verdad?

M.D: Sinceramente la vida, tanto familiar como social, ha sufrido un gran cambio. El miedo de la mayoría de las familias a esta situación hace que la vida diaria haya cambiado mucho.

¿Mantienes algún miedo o temor a la hora de acudir a diario al Instituto?

M.D: Los miedos de las familias y los profesores circulan paralelos: miedo al contagio, a no superar la enfermedad, a la situación personal que puede quedar tras la enfermedad, al confinamiento, al teletrabajo...

¿Reclamarías algo a la administración?

M.D: Pues mayoritariamente apoyo y más apoyo. La administración se ha sacudido la responsabilidad cargándosela a los centros docentes. De hecho los maestros seguimos  completando innumerables formularios que entendemos inútiles. Necesitamos más medios y más apoyo.