Viernes, 30 de octubre de 2020

Frivolidad

¡A lo loco!... es una frase que está de moda…

Pero bueno. ¿Estás cantando a “grito pelao”?o son mis oídos que ya están ligeramente “tenientes”.

¿Me lo pregunta o lo asevera señor Manuel?

Te lo pregunto y estoy sorprendido y atemorizado; ya que cómo se le ocurra pasar por aquí a nuestro amigo Quintín, y te escuche, vamos a ser la “comidilla” de todo el pueblo durante toda la semana. Sólo faltaba ahora, que además  del “prestigio” que hemos alcanzado con nuestro vermú con anchoas (Ver foto), se uniese tú canto desaforado a las 12 de la mañana… ¡Apaga y vámonos!

Pues sí amigo, estaba cantando el inicio de una canción que estuvo de moda en España y que escuchábamos a todas horas en la-Radio-. Y mire, no me voy andar con “tapujos” y se la voy a cantar entera aún con el riesgo que conlleva.

¿Serás capaz? ¡Tú verás lo que haces! Y dime prenda… ¿Por qué tiene que ser precisamente esta canción?

Pues; porque nos va “al pelo” para nuestro tema de hoy-FRIVOLIDAD-. Escuche el cántico y luego juzgue:…  ¡A lo loco! Es una frase que está de moda, se escucha en todas partes y a todas horas, a todas horas. Es la frase preferida de la buena sociedad, y aunque, usted no se lo crea, contagiado me dirá ¡A lo loco, a lo loco! Hay que ver cómo vive fulano ¡A lo loco, a lo loco! ¡Cómo tira el dinero mengano! ¡Hay que ver cómo baila el Bayón! A lo loco, a lo loco, a lo loco se vive mejor. Si te vas a la verbena o a ver los toros, a ver los toros, a lo loco es el sistema mejor de todos. Y si vas con elegancia y con mucha educación, al final siempre te pasa lo que al gallo de Morón… ¡A lo loco, a lo loco, a lo loco se vive mejor! Cuando quieras coger el tranvía ¡A lo loco, a lo loco! Y si no perderás todo el día. ¡A lo loco, a lo loco! Con un “ahiga”, dinero y amor ¡A lo loco, a lo loco, a lo loco, a lo loco, se vive mejor!”.

¿Qué le parece?

Pues en principio. Qué te tomes un “buche” de vermú, que te has quedado afónico y yo atónito. Y “a luego” que me expliques, razonadamente si puedes y eres tan amable… ¿Qué tiene que ver esta canción con la-FRIVOLIDAD?

Pues es manifiesto señor Manuel. Decía un amigo nuestro, del que a continuación vamos a escribir: “Después de leer y escuchar estos versos vacíos e insulsos; ello es un canto a la-FRIVOLIDAD-“.

¡Vaya!... aquí tenías tú que “poner”. PUES ESO.

¡Uy… señor Manuel! El sabio Diccionario informa sobre la-FRIVOLIDAD: “Ligero, veleidoso, insustancial, fútil y de poca substancia”. ¡Más claro… ¡

Pero le aseguro que lo definía casi mejor; nuestro buen y admirado amigo el Padre Franciscano-Capuchino-David LLordén de Calzada- (ver foto), o más sencillamente “Padre David de la Calzada”. Un fraile que ha consumido treinta años de su vida en la predicación de la Divina  Palabra por esos mundos de Dios.  Nacido en-Calzada de Tera (Zamora). Me dedicó su libro-RADRIOGRAFÍA DE LA FRIVOLIDAD-el 20 de marzo 1993-con una cariñosa dedicatoria y a raíz de una –Entrevista-, que le hice: “A Don Anselmo Santos con admiración, gratitud y afecto”. Hoy, usted y yo señor Manuel queremos mostrarle a él ¡con verdadero asombro! por la visión que tuvo anticipada  a esta-Pandemia del Coronavirus-y sus efectos actuales referente a la manera de comportarse en ella, hace tantos años. Y que se ajusta perfectamente a cómo han llevado la resolución de este grave asunto por parte de las autoridades y de las personas en singular…  ¡a lo loco, a lo loco, se vive mejor! con-FRIVOLIDAD-.

Y, ¡ojo al parche! Señor Manuel; con lo que viene a continuación. “Cuando en un país se declara una-Epidemia-, que causa millones de víctimas, se movilizan todos los servicios sanitarios para aislarla y hacerla desaparecer. Si la-epidemia-es de cólera a los médicos no se les ocurre perder el tiempo firmando recetas para el dolor de muelas o el lumbago”.

Eso me recuerda lo de las mascarillas sí… mascarilla no, confinamientos fallidos y a destiempo, y demás desvaríos habidos.

Señor Manuel, va usted acertado.

Respecto a nuestro amigo el Padre-David de la Calzada dice el-Prólogo- de su libro: “El libro presentado con el título de-RADIOGRAFÍA DE LA FRIVOLIDAD-“a lo loco, no se vive mejor… este subtítulo que arranca de una canción-¡A lo loco, a lo loco se vive mejor! contiene una filosofía de vida y es una incitación al ejemplo y la enseñanza. Ya por esta única razón sería un libro estimable. Pero lo es además por otras razones: una-la verdad de su tesis-; otra, el decoro con que estas están expuestas”.

Y el propio-Padre David-, en la-Introducción- dice: “Querido lector, que te asomas a las páginas de este libro. La cosa no es de ahora. Hace ya bastante tiempo que sentí bullir en mi mente unas cuantas ideas obsesionantes. Que afectaban a algo que consideraba como una de las grandes tragedias del mundo cristiano de nuestros días: -LA FRIVOLIDAD-, de espíritu en las ideas y en las costumbres”.

¿Señor Manuel?

¿Dime prenda?

¡Qué no se pueden decir más cosas, en menos palabras!

“A lo loco, a lo loco… no se vive mejor. PUES ESO.