Domingo, 25 de octubre de 2020

“El principal problema de la raza morucha sigue siendo la comercialización de sus productos”

Castaño asegura que eso se debe a la falta de conocimiento del consumidor “a pesar de la calidad reconocida y contrastada” y asegura que es ahí es donde se va centrar el trabajo

Jesús Castaño, en la sede de la Asociación de Raza Morucha | Foto: Lydia González

Jesús Castaño es el nuevo presidente de la Asociación de Raza Morucha desde el pasado mes de julio, y afrontó el cargo con un objetivo: defender la raza por ser “la más significativa de la provincia de Salamanca”.

La Asociación cuenta actualmente con 185 socios, y el año que viene cumplirá sus 50 años, ya que se constituyó en el año 1971, reconociendo la acertada iniciativa de los fundadores, y destacando la buena labor realizada por todas las Juntas Directivas y Presidentes anteriores, “que ha permitido no solo el mantenimiento y que no se perdiera la raza, sino también la mejora y desarrollo de la misma”.

¿Qué ha supuesto asumir este nuevo reto?

Para mí y para todos los miembros de la nueva Junta Directiva supone un motivo de orgullo y satisfacción por representar a los ganaderos de Raza Morucha, que es la raza significativa de Salamanca, y también de responsabilidad para seguir trabajando en la mejora y expansión  de la misma, así como en la promoción y valorización de sus productos de calidad para conseguir una rentabilidad justa al ganadero.

¿En qué situación se encuentra la raza morucha?

Se ha conseguido mejorar mucho la raza,  su docilidad, genética y morfología, sin renunciar a sus cualidades de rusticidad, instinto maternal, fertilidad y longevidad,  potenciando sus aptitudes de producción cárnica, reconociendo la ilusión, el trabajo y la labor realizada por todos los ganaderos de la Asociación.

Pero la situación de la raza no es la ideal en cuanto a la comercialización de sus productos, y el conocimiento del consumidor a pesar de la calidad reconocida y contrastada de los mismos, y ahí es donde tiene que mejorar la situación de la raza, y donde toda la Junta Directiva queremos centrar el trabajo.

¿Cuál es principal problema con el que os encontráis los ganaderos de este tipo de raza en el día a día?

Sin lugar a dudas el principal problema es el de la comercialización de los animales y los productos cárnicos de los mismos. La nueva Junta Directiva de la Asociación está convencida de que hay que trabajar en este problema que ha sido descuidado, y que es fundamental para la rentabilidad del ganadero, ya que sin rentabilidad es difícil seguir y mantener la selección de la raza.

Todos los ganaderos en general, aparte del trabajo diario los 365 días del año, tienen que cumplir múltiples requisitos burocráticos de identificación de animales, controles administrativos y sanitarios, además de los saneamientos que preocupan mucho al ganadero por sus consecuencias si resulta algún animal positivo.

Pero el ganadero de morucho además tiene que cumplir más trámites administrativos para la calificación de sus animales dentro del Libro Genealógico de la raza, controles de filiación y genéticos, selección de sementales, declaraciones de nacimientos y bajas añadidos a las de cualquier ganadero para poder mantener sus animales dentro del Libro Genealógico, y garantizar la calidad y trazabilidad del producto. Todo ello supone un trabajo y un esfuerzo añadido que debe tener una justa compensación en los precios y también un reconocimiento por las Administraciones Públicas para apoyar las Razas Autóctonas.

¿Qué mensaje le mandaría a los consumidores para que apuesten por este tipo de producto?

Como digo la calidad de la carne de los animales de Raza Morucha está reconocida y contrastada no solo por quién la ha consumido, sino también por estudios técnicos que acreditan es una carne sabrosa de fibra fina  e infiltrada, y además por su alimentación natural de los recursos de la dehesa al aire libre y al sol es más rica en vitaminas y ácidos omega3, debiendo reconocerse una comercialización diferenciada cualitativamente.

Existiendo para ésta comercialización diferenciada dos sellos de calidad con los que se identifican las piezas de carne de animales de raza morucha, como son el Sello de ‘100% Raza Autóctona Morucha’ que ampara todos los animales de Raza Pura, o la ‘IGP Carne de Salamanca’ que ampara los animales jóvenes tanto de Raza Pura 100% o Cruzada al 50%, debiendo cumplir un pliego de condiciones y la Asociación garantiza la trazabilidad de los productos que provienen de los animales calificados en el Libro Genealógico de la raza.

El consumidor cuando vaya a adquirir carne de animales de raza morucha puros o al 50%, deberá comprobar y exigir que los mismos estén identificados debidamente con estos sellos, para asegurarse que adquiere el producto que desea, rechazando cualquier imitación, fraude o defecto en la identificación de las piezas o bandejas.

¿Qué ha supuesto la cancelación de Salamaq para la Asociación y sus ganaderos en la que cada año la Raza Morucha juega un papel destacado?

Indudablemente ha supuesto una contrariedad en general para la raza, y sobre todo para los ganaderos que tenían previsto participar con sus animales en la misma, y habían trabajado para prepararlos, ya que suponía un escaparate anual para seguir promocionando la raza y para las posibles operaciones comerciales que siempre surgen en las ferias ganaderas, como ha sido en las 36 ediciones anteriores.

No obstante con la feria virtual se ha podido mostrar a través de las nuevas tecnologías ejemplares de la raza incluso sin moverse de casa, confiando en que para el año próximo, en la 38 edición puedan volver los animales presencialmente a la feria, y podamos disfrutar de lo que auténticamente es una feria, que es el contacto humano, incluso festivo,  entre  profesionales del sector.

¿Se sienten arropados por las instituciones públicas en este momento tan complejo para todos los sectores económicos? ¿Alguna demanda?

Nunca es suficiente el apoyo y la ayuda de la Administración, pero podemos decir que tanto el Ministerio como la Junta de Castilla y León y la Diputación de Salamanca apoyan con diferentes medidas a las razas autóctonas en general y a la Asociación en particular.

Estamos convencidos que según las previsiones de la reforma de la nueva PAC, hay un apoyo a las razas autóctonas y a sus productos, por ser las razas que mantienen y se alimentan en los espacios de alto valor natural, como es en Salamanca la dehesa y que por tanto tienen una alimentación sana, saludable y con bienestar animal. Por ello el ganadero de raza autóctona morucha, considerando éstas previsiones, debe asociarse para poder garantizar el cumplimiento de los requisitos que en su momento con la reforma se exijan, ya que la Asociación es la única autorizada por el Ministerio para la calificación de los animales y la llevanza del Libro Genealógico.

No obstante, hay reivindicaciones pendientes, pues por Gobiernos de otras Comunidades Autónomas hay un apoyo mayor a las razas autóctonas y las Asociaciones que lo representan ya que como he dicho antes debe existir un reconocimiento y promoción mayor a las razas autóctonas no solo porque son representativas del patrimonio genético de cada una de las zonas geográficas de España, sino también por la calidad de sus productos con alimentación natural.

Considerando que debía de reconocerse una representatividad mayor por las Instituciones Públicas a las Asociaciones ganaderas, que son las que engloban a los productores y conocen sus problemas y reivindicaciones, debiendo ser escuchados y consultados antes de las decisiones que pudieran afectarles, en especial ante la próxima reforma de la PAC con las previsiones que hemos apuntado que afectan a las razas autóctonas.