Miércoles, 28 de octubre de 2020
Béjar al día

El Popular Raúl Hernández denuncia graves irregularidades en las contrataciones del Ayuntamiento

El Ayuntamiento pide experiencia para contratar a seis auxiliares administrativos por tres meses y no la valora en la contratación del trabajador social

El concejal del Partido Popular, Raúl Hernández, ha denunciado graves irregularidades en materia de contratación de personal en el Ayuntamiento de Béjar gobernado por el Partido Socialista , “se están llevando a cabo procesos de selección arbitrarios, despidos oscuros y gratificaciones a capricho del actual equipo de Gobierno”, ha manifestado. Ha añadido que las contrataciones municipales se están realizando actualmente sin ningún criterio y lo mismo se le pide a un auxiliar administrativo una gran experiencia y formación, para tres meses de contrato, como se están dando contrataciones de calado con un “simple examen tipo test”.

Se anuncia una selección de personal en la web del Ayuntamiento cuando ya estaba hecha 

Este es el caso de seis auxiliares administrativos que van a ser contratados para tres meses y a los que se les pide experiencia en gestión administrativa dentro de la Administración Pública, “esos contratos de corta duración deberían servir para que los jóvenes de la ciudad adquirieran experiencia” ha señalado el concejal Popular. Mientras, el contrato de relevo de la Trabajadora Social, se ha dirimido con un examen tipo test, sin que fuese puntuable la cualificación y la experiencia profesional.

En relación a la selección de personal de los seis auxiliares administrativos, Raúl Hernández ha denunciado la desaparición de un anuncio que se publicó en la página del Ayuntamiento el día 14 de septiembre, en el que se recogía que las personas interesadas en optar a esos puestos de trabajo debían contar con la debida inscripción en la Oficina de Empleo y Hernández sostiene que el mismo día que se publicó el anuncio ya estaba hecha la preselección en el ECyL, ya que la petición del consistorio fue remitida el viernes y el martes ya tenía en su poder la preselección. “Se ríen de la gente que pasa una situación triste en la ciudad de Béjar y que necesita trabajar”.

Se está viendo un gran incremento de personal de oficina en el Ayuntamiento de Béjar, pues se van a sumar seis personas a jornada completa, cuando de esa categoría sólo hay una persona menos a jornada completa y otra a media jornada, con respecto a la plantilla que tuvo el Partido Popular en la anterior legislatura. Estas contrataciones se han realizado con el beneplácito de Ciudadanos, cuya responsable, Francisca Andrés, participa en las Juntas de Gobierno donde se toman estas decisiones, contradiciendo la postura que sostenía cuando gobernaba el PP, que hablaba de un exceso de plantilla en el consistorio. A pesar de todo aún los actuales responsables políticos de la ciudad no han sido capaces de resolver las subvenciones del Covid para pymes y autónomos.

Otro capítulo bastante oscuro ha sido el contrato que el equipo de Gobierno le hizo a un joven trabajador bejarano que ha prestado sus servicios en la estación de esquí de La Covatilla y fue despedido por la Alcaldesa en el periodo de prueba, cuando estaba trabajando en la construcción del bikepark. En un comunicado interno la Alcaldesa pedía que se le hiciera un contrato en prácticas de Oficial Mecánico, para pagarle el 85 % del salario, con una duración de seis meses y a jornada completa de lunes a domingo, sin días de descanso. En dicho contrato se recoge como título del servicio labores “Propias de oficial mecánico, además de todas las actuaciones y trabajos que sean necesarios y estén relacionados o no con su puesto de trabajo en la Estación de Esquí Sierra de Béjar-La Covatilla y Ayuntamiento de Béjar, una clausula abusiva e impropia de un partido que lleva en sus siglas Obrero Español”, ha manifestado Raúl Hernández, que ha añadido “si el Partido Popular hubiera hecho algo semejante estaríamos en Magistratura y nos hubieran denunciado a la Inspección de Trabajo”.

Dicho contrato ha sido denunciado en reiteradas ocasiones por los Populares en las comisiones informativas, en las que llegó a comparecer el técnico, a petición del Grupo Popular, y él mismo reconoció que no entendía de bikepark; sin embargo, después de que los Populares llevaran dos meses pidiendo el informe del técnico que tomó la decisión de desmantelar la estructura construida durante la legislatura anterior, por considerarla insegura, dicho informe estaba firmado por el mismo técnico que reconoció no entender nada sobre ese tipo de infraestructuras.

Raúl Hernández considera que es tiempo de pedirle resultados a la Alcaldesa, ya que se trata de la primera vez que un alcalde cobra un salario por gestionar la ciudad y debe dar cuentas de si el dinero que le está costando al Ayuntamiento, está teniendo una repercusión positiva en la Administración que la tiene contratada.