Miércoles, 28 de octubre de 2020
Béjar al día

La Alcaldesa de Béjar quiere cambiar los estatutos del Museo Judío David Melul

Los estatutos del Museo Judío fueron elaborados por la Notaría y han estado vigentes desde 2004, fecha de inauguración del museo, sin que  nunca  hayan planteado problemas de interpretación ni hayan quedado obsoletos

Antonio Avilés junto a la familia de David Melul y la Presidenta del Centro de Estudios Bejaranos

Hace aproximadamente un mes, la Alcaldesa de Béjar, presidenta de honor del Patronato del Museo Judío, cargo al que accedió por ostentar la alcaldía de la ciudad; convocó una reunión de dicho Patronato, en la que manifestó su intención de modificar los estatutos que rigen el funcionamiento de la institución.

Elena Martín le pidió los estatutos unos días antes al director del museo, Antonio Avilés, y en la reunión manifestó su intención de cambiarlos, aunque no dijo cuáles eran los puntos objeto de dichos cambios.

La reunión del Patronato se celebró en ausencia de los miembros del departamento de Estudios Hebreos y Arameos de la Universidad de Salamanca y con la asistencia del director del Museo Judío, Antonio Avilés, el cual manifestó su desconcierto por el cambio propuesto por la Alcaldesa, pues los estatutos fueron elaborados por la Notaría de Béjar y no han planteado nunca problemas en su interpretación, ni han quedado obsoletos, es más, no se han mostrado nunca ineficaces porque hasta el momento y desde que se inauguró el museo el seis de septiembre de 2004, nunca han surgido conflictos para que se haya tenido que recurrir a ellos.

El Museo Judío de Béjar, fue una de las muchas obras de mecenazgo de David Melul, del que lleva su nombre, él mismo se encargó, junto a la figura inseparable de Antonio Avilés, de todos los trámites de apertura con las autoridades locales y regionales hasta ver finalizada su obra y abierta al público.

El nombramiento de Antonio Avilés como director del Museo Judío de Béjar fue ratificado por PP y PSOE

Desde el primer momento David Melul quiso que Antonio Avilés fuera el director del museo, no obstante, éste último sólo aceptó el nombramiento tras exigir que fuera consensuado entre los dos partidos políticos que en aquellos momentos tenían representación en la ciudad. La consulta se llevó a Pleno y fue aprobada por consenso y ratificada por la firma de Alejo Riñones Rico, en representación del Grupo Municipal Popular y por Ramón Hernández Garrido, en representación del Grupo Municipal Socialista.

 “En representación de los grupos políticos que actualmente componen el Ayuntamiento, consienten en que por sus conocimientos y vivencias en estos temas la persona más adecuada para dirigir el mencionado museo judío es D. Antonio Avilés Amat, manifiestan su conformidad con que  sea nombrado director de dicho museo”.