La lana española

Rebaño en Sepulveda de la Sierra, en Almarza (Soria)

La relativa estabilidad de la exportación no esconde la difícil situación de la producción nacional, que no puede competir en precios ni en calidad con lanas merinas de otras procedencias, siendo éste un hecho que repercute negativamente en la economía rural y también en la competitividad del sector textil español.