Sábado, 19 de septiembre de 2020

La deuda media de los inquilinos morosos roza los 4.000 euros en Salamanca tras aumentar un 9% en el último año

La deuda pendiente de los inquilinos en Salamanca que se sitúa por encima de la media de Castilla y León, siendo además la segunda comunidad autónoma en la que más ha aumentado la morosidad

Imagen de bloques de viviendas en la ciudad de Salamanca

Los inquilinos morosos en Salamanca adeudan una media de 3.994,95 euros, tras aumentar en más de 330 euros (330,69 euros), lo que se traduce en un incremento porcentual de la deuda media del 9% durante 2019, según los datos del XII Estudio FIM (Fichero de Inquilinos Morosos) sobre ‘Morosidad en arrendamientos urbanos en España’ publicado este mes de septiembre. La deuda pendiente de los inquilinos en Salamanca que se sitúa por encima de la media de Castilla y León, 3.673,54 euros. 

Castilla y León es la segunda comunidad autónoma en la que más ha aumentado la morosidad entre 2018 y 2019, un 4,87%, solo por detrás de Galicia (15,20%), y muy por encima de la media nacional (1,93%). Le sigue la Comunidad Valenciana (3,66%) y Extremadura (2,87%). La media de lo que deben los inquilinos morosos en la región es, no obstante, de las cifras más bajas de España (3.673,54 euros), por debajo de la media nacional (6.790,58 euros). En este caso es Madrid la comunidad que lidera el ránking (deuda media asciende a 10.087,37 euros), seguida de Baleares (8.900,66 euros ) y Cataluña (7.443,14 euros). 

En Castilla y León, las provincias en las que más se ha incrementado la morosidad son Burgos (11,03%) y Segovia (10,33%). En Salamanca, entre 2018 y 2019, la morosidad creció un 4,66%. Por su parte, las provincias con mayor importe medio de morosidad en arrendamientos urbanos son Zamora (2.097,34 euros), Soria (2.316,80 euros) y Palencia (3-279,66). 

Sin embargo, en cuanto a la variación de la morosidad, según los datos del informe, sí hay diferentes notables entre provincias. Así, Salamanca registra el segundo mayor incremento de la región, un 11,20%, solo por detrás de León, con un 11,76%. Por su parte, en Burgos (-1,31%), Zamora (-1,61%) y Palencia (-1,31%) la morosidad ha disminuido. En el conjunto de Castilla y León la morosidad aumentó un 3,8%.