Martes, 22 de septiembre de 2020

El Santuario de Fátima prevé despedir a 50 trabajadores debido al descenso de peregrinos

La institución, que tiene 308 colaboradores, ha iniciado un plan de reestructuración para reducir costes fijos

El Santuario de Nª Sª de Fátima está en el distrito de Leiria/ Foto: Santuario de Fátima

El Santuario de Fátima ha anunciado que prevé prescindir de 50 trabajadores dentro del plan de reestructuración iniciado hace meses debido a la pandemia de COVID-19.

La portavoz del Santuario, Carmo Rodeia, en declaraciones a la prensa señaló que, además del cierre total del santuario entre marzo y mayo de este año, la caída de los ingresos ha sido del 95% desde que pudieron volver a recibir peregrinos en junio, admitiendo que se inició entonces un plan de reestructuración que ha afectado ahora a los recursos humanos; “algunos trabajadores han sido invitados a reflexionar sobre su situación”, manifestó la portavoz al respecto.

Al parecer, se trataría de “salidas negociadas voluntarias”, que afectarían a unos 50 de los 308 colaboradores con que cuenta la entidad.

La portavoz del Santuario de Fátima ha hecho hincapié en la readaptación de las actividades pastorales realizada durante estos meses, adecuándolas a la nueva situación, así como al descenso drástico del número de peregrinos, sobre todo, extranjeros, circunstancias que obligarían ahora a una reducción del número de trabajadores.

El Santuario de Nuestra Señora del Rosario de Fátima, situado en Cova da Iria, en el distrito de Leiria, es uno de los centros marianos más célebres del mundo, constituyendo un destino principal del turismo religioso y del peregrinaje mundial.

Recibe cada año millones de visitantes, a veces con el objetivo de participar en alguna de las varias convocatorias multitudinarias que habitualmente acontecen a lo largo del calendario anual, ahora imposibles de celebrar.

La portavoz del Santuario ha afirmado que la decisión de prescindir de medio centenar de sus colaboradores “no podrá poner en riesgo la ejecución de nuestra misión esencial, que es el acogimiento de peregrinos”, ha concluido Carmo Rodeia.

Según el último Boletín Epidemiológico publicado por la Dirección General de Sanidad ayer 1 de septiembre, Portugal tiende a la estabilidad en los contagios durante la última semana, con 231 nuevos casos en las últimas 24 horas, 2 fallecidos y 143 nuevos recuperados.

Los datos globales desde el inicio de la pandemia apuntan 58.243 contagiados, de los cuales 42.104 se han recuperado, con 1.824 muertes.

En este momento, hay 350 hospitalizados com COVID-19 y 44 personas ingresadas en UCI.