Advertisement
Domingo, 24 de enero de 2021

El número de desempleados en Salamanca alcanza los 24.799 tras aumentar en 74 personas en agosto

Con respecto al mismo periodo del año anterior, la provincia registra 3.565 desempleados más; en el conjunto de Castilla y León el total de parados asciende a 155.750
Oficina del Ecyl, en una imagen de archivo

El número de desempleados inscritos en las oficinas de Empleo de Salamanca alcanza los 24.799, tras aumentar en 74 personas en agosto, según los datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social publicados este miércoles. Ligero ascenso con respecto al mes anterior, pero mucho más acusado con respecto al mismo periodo del año anterior, ya que Salamanca cuenta con 3.565 desempleados más que en agosto de 2019. Desempleo que afecta especialmente a las mujeres, ya que del total de desempleados en Salamanca 14.966 son mujeres, frente a los 9.833 hombres. 

Por su parte, el número de desempleados en Castilla y León aumentó en 427 personas en agosto con lo que la cifra de desempleados en la Comunidad sigue por debajo de la barrera de los 160.000 que alcanzó en junio y se sitúa, en concreto, en 155.750, según los datos del Ministerio de Trabajo y Economía Social. En términos relativos, en Castilla y León el comportamiento del paro en agosto aumentó un 0,27 por ciento respecto a julio. Por su parte, en el resto de España el paro aumentó un 0,79 por ciento, con lo que la cifra de parados en el conjunto del país subió en 29.780 hasta situarse en un total de 3,80 millones.

En comparación con agosto de 2019, el paro registrado en Castilla y León subió un 18,02 por ciento (23.783 desempleados más). En España el aumento interanual es de un 24,04 por ciento, el equivalente a 737.010 parados más. El paro aumentó en todas las provincias de Castilla y León y el mayor incremento del desempleo se registra en este caso en Segovia con un 30,41 por ciento y 1.820 parados más, seguida de Soria (24,54 por ciento y 762 parados más) y Burgos (24,04 por ciento y 4.086 parados más). A continuación se sitúan Palencia (23,85 por ciento y 1.923 parados más); Valladolid (17,53 por ciento y 5.127 desempleados más); Salamanca (16,79 por ciento y 3.565 desempleados más); Zamora (16,74 por ciento y 1.691 parados más); Ávila (14,80 por ciento y 1.488 parados más) y León (12,22 por ciento y 3.321 parados más).

Así, en la actualidad el número de parados en Castilla y León (155.750) se reparte del siguiente modo: Ávila, 11.540; Burgos, 21.085; León, 30.506; Palencia, 9.986; Salamanca, 24.799; Segovia, 7.805; Soria, 3.867; Valladolid, 34.371, y Zamora, 11.791.

Por sectores, el paro registrado en las oficinas de empleo de Castilla y León en agosto cayó especialmente en industria (-184), seguido de agricultura (-115) y construcción (-27) y subió en servicios (200) y en el colectivo de sin empleo anterior (553).

En la actualidad, el número de parados en Castilla y León (un total de 16.483 son extranjeros, 39,89 por ciento más que en 2019) se distribuye por sectores del siguiente modo: 107.600 en el sector servicios; 15.489 en el colectivo de sin empleo anterior; 14.060 en industria; 10.280 en construcción y 8.321 en agricultura. En cuanto a la situación por sexos, el paro en Castilla y León se reparte entre 65.131 hombres y 90.619 mujeres, si bien en el tramo de edad más joven (menores de 25 años), los hombres desempleados superan a las mujeres con 7.054 frente a 6.501.

España supera los 3,8 millones de desempleados

El número de desempleados en el conjunto de España subió en 29.780 desempleados en agosto, su menor incremento en este mes desde 2016, cuando aumentó en 14.435 personas, según ha informado el Ministerio de Trabajo y Economía Social. Tras la subida de agosto, lastrado por el final de la escasa temporada turística debido al impacto de la pandemia del Covid-19, el volumen total de parados se situó en 3.802.814 desempleados, su nivel más alto en un mes de agosto desde 2015.

En términos desestacionalizados, sin embargo, el paro se redujo en el octavo mes del año en 34.371 personas.

Con los últimos coletazos del verano y el fin de la temporada turística de un verano marcado por el Covid-19 finalizan muchos contratos vinculados a la estación veraniega por lo que agosto es tradicionalmente un mal mes para el empleo. En todos los meses de agosto desde 2001 ha aumentado el paro registrado, salvo en 2013, cuando se redujo en 31 personas.

Según el Ministerio de Empleo, el aumento del paro en agosto es inferior al que se ha producido en este mismo mes en los últimos cuatro años. De hecho, supone un 45% menos del incremento registrado en agosto de 2019, en plena fase expansiva de la economía, cuando el desempleo aumentó en 54.371 personas respecto al mes de julio de 2019.

Por sectores, el paro registrado se redujo en el sector de la Agricultura en 13.523 personas (-6,61%). Subió, sobre todo, en Servicios, con 20.216 personas más (+0,76%)debido, en gran medida a las restricciones de movilidad determinadas por los principales países emisores de turismo del mercado español. Según Trabajo, el aumento del paro en el sector Servicios no alcanza ni el 10% del que se produjo en los meses de marzo y abril.


En la Construcción se produjo un incremento en 7.983 personas (+2,68%) y la Industria anotó en agosto 2.981 inscritos más (+0,96%), al tiempo que el colectivo Sin Empleo Anterior se incrementó en 11.853 (+3,78%). Asimismo, el paro subió en agosto entre las mujeres en 20.327 (+0,93%), hasta un total de 2.197.913 trabajadoras inscritas.

Trabajo ha explicado que el paro femenino solo se redujo durante el mes de julio desde el inicio de la pandemia y sigue manteniendo un saldo negativo para el empleo. Tras tres meses de caída, el paro masculino aumentó, por su parte, en 9.453 trabajadores (+0,59%), hasta un total de 1.604.901 inscritos. Asimismo, el desempleo entre los jóvenes menores de 25 años se incrementó en agosto en 7.804 personas (+2,43%) respecto al mes anterior.

Valoraciones

CCOO: “Nuevamente se resiente la contratación en nuestra provincia, fundamentalmente por el “rescate” que se está produciendo de las personas trabajadoras que hasta el mes pasado estaban en situación de ERTE. Se han realizado un total de 6.002 contratos, de los que un 10% son indefinidos frente al 90% de contratos que son temporales”. Respecto a los ERTES, “se cierra el mes de agosto manteniendo un 32.60% de empresas en esta situación y un 19.26% de trabajadores y trabajadoras aún con su contrato suspendido. De las 1.461 empresas que aún se mantienen en situación de ERTE, 156 son ETOP frente a 1.305 que son de fuerza mayor”. “Tenemos por delante un mes de septiembre complicado como consecuencia de ese incremento que se está produciendo en los contagios registrados en la ciudad de Salamanca y esto nos puede llevar a ver como un número importante de empresas volverán a tener que cesar temporalmente su actividad y con ello aumentará nuevamente el número de personas trabajadoras que volverán a la situación de ERTE”. 

Confederacion Empresarios de Salamanca (CES): “Los datos conocidos hoy confirman la profunda crisis que afronta actualmente la economía española y que los rebrotes de las últimas semanas no favorecen. Ante esta situación tan vulnerable, es fundamental “tomar medidas que ayuden a que no se destruya el tejido empresarial por los términos negativos que suponen en cuestión de economía y empleo”.  Teniendo en cuenta que en agosto del año pasado la cifra de parados se situaba en 21.234 y este verano acaba con 24.799, y con la crisis del covid-19 como principal responsable de esta situación, desde la Confederación Empresarios de Salamanca, instamos al Gobierno a “tomar decisiones eficaces y urgentes a la hora de crear ayudas y apoyo al tejido empresarial que es el motor de la economía de nuestra ciudad y provincia”. “Esta es una subida muy elevada para una provincia como Salamanca”, asegura José Vicente Martín Galeano, Presidente de CES, que recuerda que “desde nuestra patronal se llevan reclamando desde el comienzo de la crisis del Covid-19 al Gobierno medidas más ambiciosas que ayuden a autónomos y pymes a recuperarse y, por tanto, generen más puestos de trabajo”.

UGT: “Vemos como el mercado laboral se sostiene por contratos temporales manteniendo cifras del 90% del total de las contrataciones realizadas. Es necesario frenar la pandemia para promover la actividad y el empleo. Es preciso seguir extendiendo la red de protección social a los parados sin ingresos ya que, actualmente, sigue siendo casi imposible acceder a un empleo”. UGT insiste “en la necesidad de cambiar la legislación laboral para primar el empleo indefinido, de calidad, con derechos y bien remunerado”. 

Confaes: “En un contexto tan complicado, marcado por la incertidumbre generada por los rebrotes, las empresas de Salamanca continúan esforzándose día a día para volver a la normalidad económica. Este hecho se constata en uno de los menores aumentos del desempleo en el mes de agosto de los últimos años”. “Pese a que todavía estemos lejos de las cifras previas a la pandemia, 3.565 más que en el mismo mes de 2019 (sin tener en cuenta a los trabajadores que se encuentran en ERTE) Confaes quiere mostrar su preocupación por las restricciones que entrarán en vigor mañana en Salamanca capital y que afectarán directamente al sector más importante de la economía provincial: los servicios. Por ello, “considera prioritario que las Administraciones Públicas den el máximo apoyo a las pymes que están sufriendo una drástica reducción de su actividad por culpa de la pandemia, así como de la entrada en vigor de estas nuevas medidas que, en muchos casos, suponen un nuevo contratiempo en sus previsiones.