La falta de esfuerzos

Algunas personas marchan a la tumba con un ahorro imperdonable de esfuerzos. Sus facultades se atrofian por falta de voluntad y, quizá por eso, es miserable su existencia.  Pues quien decide abandonar la pobreza no le faltan oportunidades.

             Manuel Lamas