Viernes, 14 de agosto de 2020

La falta de recursos humanos y materiales dificulta la tramitación de los ERTES

Un 52 % de los trabajadores que cesaron su actividad con el estado de alarma han vuelto a la actividad
Servicio de Empleo de la Junta de Castilla y León - Archivo

Según la última Encuesta de Población Activa, el 52 % de los trabajadores en ERTE durante el estado de alarma han vuelto a su puesto de trabajo. Se han producido numerosos retrasos y complicaciones tanto en la admisión de los expedientes como en el pago de las prestaciones. Desde Comisiones Obreras señalan que la Administración se vió totalmente desbordad por la crisis: “Por parte de los trabajadores y trabajadoras del Servicio Público Estatal de Empleo y de la oficina Territorial de Trabajo de la Junta de Castilla y León, me consta que se han hecho y se siguen haciendo todos los esfuerzos humanos posibles para sacar adelante una situación para la que claramente nuestra Administración Pública no está preparada”, indico el secretario provincial, Emilio Prieto. 

La situación, según el sindicato, ha sido peor debido a la situación dejada por el Gobierno de Rajoy: "La falta de recursos humanos y materiales ha sido intolerable y las cargas de trabajo que han tenido que soportar los empleados públicos han sido casi inasumibles. Esto ha dejado en evidencia las consecuencias dramáticas que han producido los recortes económicos que se llevaron a cabo con el anterior gobierno y la gestión económica que se hizo de la anterior crisis”.

Los ERTES han sido la herramienta que han permitido salvar la mayor parte de los puestos de trabajo, afirman desde CCOO. Ahora llega el momento de la reincorporación y de la gestión de las ayudas que estaban comprometidas por el gobierno de la JCyL y que claramente van a ser insuficientes para paliar las pérdidas económicas que han sufrido las personas trabajadoras por estar cobrando la prestación por desempleo.