Domingo, 9 de agosto de 2020

Se pone en marcha “Futuro para Castilla y León”, un movimiento basado en la  defensa de CyL

Tiene como principal objetivo el revertir el modelo de dos velocidades de desarrollo en España para que la comunidad “deje de ser de segunda”
Se pone en marcha ‘Futuro para Castilla y León’, un movimiento de jóvenes castellanos y leoneses que luchan por dar la vuelta a la precaria situación que se vive en nuestra Comunidad Autónoma, afectada por la despoblación, la falta de oportunidades laborales y el olvido durante años por parte de las administraciones públicas. 
 
Los impulsores de esta iniciativa aseguran que “desde hace más de tres décadas, los cambios en el desarrollo de la sociedad española han dividido territorialmente España en un país de dos velocidades: de un lado, una España abarrotada, que concentra el 90% de la población entre la capital y la costa mediterránea y, de otro, una España vaciada, con una Castilla y León como paradigma del abandono y la falta de futuro”. 
 
La iniciativa, integrada por jóvenes de Castilla y León, anima a que se sumen “todas las personas que no quieran quedarse de brazos cruzados frente al abandono de su tierra”, porque “nuestra comunidad no se vacía por una suerte de fenómeno meteorológico, sino por políticas centralistas desarrolladas por sucesivos gobiernos de diferente color en el Estado y la connivencia de una clase política que ha gobernado en CyL pensando más en usar las instituciones como trampolín en el que ascender en sus partidos políticos que en construir oportunidades para la prosperidad de CyL”. 
 
“Estas dinámicas afectan a toda España” señala una joven de ‘Futuro para Castilla y León’, “la migración a las grandes urbes a las que se nos obliga a irnos para encontrar un futuro laboral provoca la gentrificación de esos espacios urbanos, con la consiguiente subida del precio de la vivienda, la precarización del empleo y el aumento de la contaminación”. Finalmente añadió: “el problema no es sólo que nuestros pueblos se estén quedando vacíos desde hace ya mucho tiempo, es que el proyecto actual de comunidad provoca que también estén vaciándose nuestras ciudades”. 
 
El grupo de jóvenes surge no sólo para señalar los síntomas, sino para ofrecer soluciones, que pasan por cuestiones como la inversión en nuevas tecnologías y formas de producción energética, la consolidación de un empleo de alta calidad, la protección de nuestra agricultura y ganadería extensiva con precios justos que hagan competitivo al sector, la defensa a ultranza de unos servicios públicos dignos y el necesario desarrollo en infraestructuras que requiere Castilla y León. 
 
Este movimiento afirma que luchará “contra el abandono al que se ha visto sometida toda nuestra Comunidad durante décadas”. “Es la hora de que todas las personas interesadas empujemos unidas para frenar la situación precaria que vivimos”, para lo cual, “estudiaremos diferentes vías, tanto institucionales como sociales, para poner de manifiesto nuestras demandas así como nuestras propuestas para la solución del drama que sufre CyL”, añadiendo por último que, “buscaremos crear sinergias con todas las plataformas que llevan años en esta lucha por nuestra comunidad, para trabajar en común y construir un futuro para Castilla y León”.