Viernes, 14 de agosto de 2020

Por qué unos zapatos planos son la base de cualquier fondo de armario

En el calzado la calidad se nota, pero, además, apostar por unos zapatos de calidad debe primar en tu elección porque la salud de tus pies, más allá del diseño, es lo más importante

Desde Audrey Hepburn hasta las influencers de hoy: unos buenos zapatos planos reflejan elegancia y saber estar. Por todas es sabido el poder que te dan unos zapatos de tacón, pero olvidamos, en ocasiones, la elegancia propia de los looks más icónicos de la historia, casi siempre acompañados de unos zapatos planos elegantes.

La elegancia y comodidad de los zapatos planos

En ciertas ocasiones, es necesario apostar por la comodidad y bajarse de los tacones. Cada vez más, el mundo de la moda se centra en este aspecto tan importante, pues estar cómoda te ofrece una seguridad extra que el zapato de tacón no puede darte en algunos eventos.

Por esta razón, cada vez con más frecuencia, vamos viendo cómo muchas mujeres eligen para su boda un zapato plano elegante, pues la situación requiere naturalidad y comodidad, sin perder por ello el estilo y la delicadeza que exige un día tan importante. Y, de la misma manera ocurre con otros eventos, como desfiles e incluso la alfombra roja, donde cada vez es menos extraño que el zapato plano haga su aparición estelar.

Su gran variedad de estilos permite adaptarlos a cualquier situación. Sean mocasines, bailarinas, destalonados o sandalias, pueden combinarse con trajes, vestidos formales e informales, o con unos simples vaqueros y una camiseta básica. Para diario o para salir de fiesta. Para lo que quieras.

Bailarinas

Las omnipresentes bailarinas nunca pasan de moda. Con su origen en el ballet clásico, siguen pisando fuerte. A partir de los años 50, y sobre todo en los últimos tiempos, se han convertido en un producto atemporal y capaz de adaptarse a todas las tendencias y a todos los estilos. Por esto, lo encontramos en diversos tejidos, colores y diseños: con lazos, con pompones, con pedrería, con rayas… En cuanto a diseños, ¡no hay límites!

La clave de las bailarinas está en su sencillez y su elegancia, pero también en su versatilidad. Muestra de ello es la actriz Audrey Hepburn, que las combinaba desde con vestidos cortos de vuelo hasta con pantalones capri. Hoy es más común verlas con pantalones vaqueros mostrando un poco el tobillo para estilizar la silueta o incluso con medias de fantasía.

En definitiva, las bailarinas son el zapato indispensable y perfecto para cualquier outfit.

¡Elige bien!

Pero, en cuanto a zapatos planos, no todo vale. La clave está en elegir bien porque, de lo contrario, darás a tu outfit una imagen no deseada. En el calzado la calidad se nota, pero, además, apostar por unos zapatos de calidad debe primar en tu elección porque la salud de tus pies, más allá del diseño, es lo más importante.

Por eso, las buenas marcas apuestan por productos de gran calidad, elaborados con los mejores materiales, asegurando tanto la comodidad del pie como una correcta ventilación; y a ser posible de origen nacional, como los de Marlene Cruz, que apuesta en estos tiempos difíciles por el producto que nuestro país tiene que ofrecernos.

La elegancia también está en la comodidad, y unos zapatos planos de calidad pueden convertirse en todo un básico en tu armario que podrá durarte muchos años y que podrás combinar con facilidad con todo tipo de estilos, para todo tipo de situaciones, sin perder la elegancia que te caracteriza.