Sábado, 15 de agosto de 2020
Bracamonte al día

Peñaranda en Común pide al gobierno local la creación de un reglamento para el control y la convivencia con las peñas

La formación solicita al equipo de gobierno mayores medidas de control en estos locales de reunión, proponiendo varias medidas a incluir dentro de una nueva normativa municipal que los regule
Peñaranda en Común ha registrado un escrito en el Ayuntamiento de Peñaranda, en el que solicitan al equipo de gobierno un mayor control de las peñas, algo para lo que plantean la creación de una regulación específica para este tipo de espacios de reunión.
 
En dicho informe, PeC explica que “hemos constatado el incremento de las quejas de vecinos sobre los ruidos provenientes de dichos locales a horas en las que se debe primar el descanso” a lo que añaden que además “somos conscientes de que este será un verano sin fiestas patronales y que debido a la situación generada por la covid-19 se está sufriendo una merma muy importante de actos lúdicos y culturales en Peñaranda y toda la comarca, lo que está derivando en un uso más intensivo de estos locales”. 
 
Un razonamiento por el que desde Peñaranda en Común proponen que se adopten medidas en las peñas como el control tanto sanitarias como de ruidos e higiene en los locales donde las diferentes peñas de la localidad organizan sus actividades de ocio. 
 
“Esto, a día de hoy, nos parece fundamental por dos razones: la primera y principal, dado el periodo de postpandemia que está viviendo el país, es la de evitar un rebrote del virus Covid19 que pueda afectar a nuestro municipio y la segunda, y a nuestro juicio también muy importante, evitar los conflictos que se están generando entre peñistas y vecinos” afirman.
 
Una petición, a la que acompañan actuaciones como actualizar el registro de peñas y asegurar que los locales destinados al uso de peñistas reúnan las condiciones mínimas de seguridad, habitabilidad, e higiene y no originen molestias al vecindario, mediante inspecciones de la Policía Local. Proponer un aforo máximo, teniendo en cuenta las medidas y condiciones del local, respecto al uso de desinfectantes, hidrogeles y mascarillas, realizando a mayores una campaña informativa amplia a través de cartelería y redes sociales.
 
A estas medidas añaden la vigilancia del exterior y alrededores del local, para que se mantengan en las debidas condiciones higiénicas y que no se dejen abandonados los elementos utilizados en las actividades desarrolladas en el local, ni los residuos generados, evitar la ingesta de bebidas alcohólicas en el exterior, así como los ruidos provocados por gritos, cánticos, silbidos, motores y cualquier ruido que pueda provocar molestias al vecindario, controlar los decibelios emitidos en estos locales y estudiar la posibilidad de elaborar un Reglamento municipal, en el que se contemplen una serie de medidas de obligado cumplimiento por parte de la personas y componentes que visitan y regentan este tipo de locales.