Jueves, 29 de octubre de 2020

Valhelhas, una playa fluvial accesible en la refrescante Serra da Estrela

Las adaptaciones anticoronavirus le han permitido revalidar su bandera azul y la condición de ‘calidad oro’ de sus aguas

Playa fluvial de Valhelhas, en Guarda

La playa fluvial de Valhelhas, en el concejo de Guarda, ha comenzado la campaña de verano 2020 izando la bandera azul y con el distintivo ‘calidad oro’ de sus aguas. Una de las características de esta playa es que cuenta con las adaptaciones necesarias para que el baño sea accesible también para personas con movilidad reducida. 

Tras la implementación de las reglas anti-COVID realizadas por la cámara municipal de Guarda para minimizar el riesgo de contagio, Valhelhas tiene una capacidad para 3.500 personas en total, entre la playa, la zona de merenderos y el camping.

La zona de playa dispone de espacio para un máximo de 1.500 personas, después de la adecuación a las reglas de distanciamiento físico.

Estas condiciones, junto con las características naturales, de seguridad, accesibilidad y preservación ambiental, han facilitado que haya revalidado su bandera azul por undécimo año, contando también con el distintivo ‘calidad oro’ de sus aguas otorgada por la organización medioambiental Quercus.

La temporada de playa en Valhelhas se extenderá hasta el 31 de agosto. Durante este periodo, dispondrá de socorristas y servicios de apoyo como cafetería-bar, vestuarios y baños, todos conforme a las reglas de higiene reforzada que exige la Dirección General de Sanidad (DGS) de Portugal. Varios trabajadores se encargarán de orientar a los bañistas sobre el cumplimiento de las normas anti-COVID-19 así como de controlar el aforo.

Es obligatorio llevar mascarilla en los espacios cerrados. Un panel situado a la entrada indica el código de conducta a seguir.

El río Zêzere, nacido en las cumbres de la Serra da Estrela, forma la playa fluvial de Valhelhas, cerca del pueblo del mismo nombre, en la carretera que pasa por Belmonte y lleva a Manteigas y que constituye uno de los accesos a Torre, la cima de la Estrela. Esta es una zona con multitud de rutas de senderismo de diferente tipología.

Para llegar hasta aquí, tomaremos la A25 en Vilar Formoso; a la altura de Guarda, cogeremos la A23 hasta la salida 33, dirección Belmonte y Serra da Estrela. Antes de llegar a Manteigas, encontraremos el desvío a la zona fluvial de Valhelhas, un trayecto que se efectúa en una hora y tres cuartos aproximadamente desde la capital salmantina.

Esta playa se caracteriza por sus aguas tranquilas, así como por poseer las adaptaciones que la convierten en accesible para personas con movilidad reducida, contando además con las infraestructuras necesarias.

Valhelhas es una de las 38 playas fluviales de Portugal que este año la Asociación Bandera Azul de Europa (ABAE) ha galardonado con su reconocible distintivo.

El río Zêzere nace a unos kilómetros de aquí, a 1.900 metros de altitud, en el lugar llamado ‘Cântaro Magro’. A lo largo de su curso de 200 kilómetros, realiza un recorrido sinuoso, -primero hacia el norte, después hacia el sur- encajonado entre montañas de diversa altitud, hasta su desembocadura en el Tajo en el centro del país, a la altura de Constância.

El particular hábitat que origina, con meandros famosos y tres embalses, motivó la creación de la Gran Ruta del Zêzere, que puede ser realizada por el río o por senderos recorridos a pie o en bicicleta.

Desde el interior hasta el litoral, Portugal cuenta con cerca de 250 playas fluviales, algunas enclavadas en verdaderos tesoros naturales.