Viernes, 14 de agosto de 2020

Dos residencias impiden a los estudiantes recoger sus pertenencias, si no abonan junio y una fianza

Izquierda Unida Salamanca pone en conocimiento del  Ministerio de Consumo esta “tropelía” sufrido por los usuarios de las residencias Helmantica I y II

 

 

Virginia Carrera, coordinadora Local de Izquierda Unida en Salamanca. Foto de archivo

Izquierda Unida Salamanca ha puesto en conocimiento del  Ministerio de Consumo “la tropelía sufrida por los y las estudiantes de las residencias Helmantica I y II”. En concreto, Virginia Carrera, Coordinadora Local de Izquierda Unida en Salamanca, es la que ha trasladado al Ministro Alberto Garzón su preocupación ante los hechos ocurridos.

Estos se remontan al 13 de marzo, cuando el Rector de la Universidad de Salamanca decretó la suspensión de las clases impartidas de manera presencial como medida frente al COVID-19. Tan solo un día después el Gobierno del Estado decretó el Estado de Alarma.

Debido a la clausura de gran parte de las residencias de estudiantes y al abandono de estos de las mismas con motivo de encontrarse en su residencia familiar, muchos se han encontrado a su vuelta que “la dirección de la  residencia les hace firmar un documento que los autorice a cobrar la cuota de junio, y quedarse con la fianza, no pudiendo acceder a sus habitaciones a recoger sus pertenencias hasta que firmen el acuerdo”.

En este sentido, IU recuerda que como consecuencia de la Pandemia, el gobierno aprobó el Real Decreto-ley 11/2020, de 31 de marzo, por el que se adoptan medidas urgentes complementarias en el ámbito social y económico para hacer frente al COVID-19, donde establece en su artículo 36 que "la empresa prestadora de servicios podrá ofrecer opciones de recuperación del servicio a posteriori y sólo si el consumidor no pudiera o no aceptara dicha recuperación entonces se procedería a la devolución de los importes ya abonados en la parte correspondiente al periodo del servicio no prestado por dicha causa"

Es por ello que desde Izquierda Unida Salamanca se ha puesto en contacto con el Ministerio de Consumo que dirige Alberto Garzón para que se vele por los derechos de estos usuarios.