Lunes, 6 de julio de 2020

Instituciones Penitenciarias cubrirá “solo” 25 plazas de funcionarios de las 119 vacantes en la cárcel de Topas

Además, el sindicato critica que se ofertan menos puestos en los servicios que necesita más personal, los que están en contacto directo con los internos 24 horas al día

Trabajadores del centro penitenciario de Topas

El sindicato Acaip-ugt ha mostrado su malestar por las plazas convocadas por Instituciones Penitenciarias para la prisión de Topas. Consideran que “no son suficientes y no cubren todas las necesidades del Centro Penitenciario de Topas donde sólo se cubrirán 25 plazas vacantes de funcionarios de las 119 que hay disponibles para cubrir en este concurso de traslados”.

Este sindicato entiende que el concurso “debe servir para reponer y compensar las importantes carencias de personal existentes en el centro penitenciario de Topas. Sin embargo, esta convocatoria no cubrirá todas las vacantes que hay y además se ofertan menos plazas en aquellos puestos en los que hay más plazas vacantes, que son los que están en contacto directo con los internos durante 24 horas al día, con horario a turnos, que sufren una mayor penosidad, y que durante toda la crisis sanitaria del Covid-19 son los que han estado en primera línea cada día”.

En este sentido, insisten en que “para el Centro Penitenciario de Topas este concurso no va a suponer, ni de lejos, ni siquiera un pequeño parche a la angustiosa situación de falta de personal que viene sufriendo el mismo. Según los últimos datos oficiales del Ministerio del Interior de fecha 2 de junio en el Centro Penitenciario de Topas hay 119 vacantes de los diferentes puestos ofertados en este concurso, de las cuales únicamente se van a reponer 25, es decir un 21% que ni siquiera permite reponer el número de trabajadores que cada año pasan a situación de segunda actividad, o se jubilan”.

Cabe recordar que ya en mayo desde Acaip-ugt volvían a denunciar “la desastrosa planificación que en materia de personal se viene realizando en el centro penitenciario de Topas desde la Secretaria General de Instituciones Penitenciarias Entre otras medidas hemos reclamado y exigido a Madrid la necesidad de reforzar la plantilla, no solo cubriendo las vacantes existentes en el concurso sino también con una dotación importante de efectivos proveniente de la nueva promoción del año 2019 que debe incorporarse a los centros en próximas fechas”.

Finalmente, desde el sindicato argumentan que “malo es que cada vez haya menos gente para trabajar en el Centro Penitenciario de Topas pero peor es que los que cumplen diariamente con su trabajo sientan como se les penaliza por ello y vean como todas las cargas de trabajo recaen sobre sus espaldas. Hasta ahora todo ha seguido funcionando gracias a lo mejor que tiene el Centro Penitenciario de Topas, su plantilla de trabajadores, que a pesar de la carga de trabajo que deben soportar y la escasez de personal existente siguen implicados en el funcionamiento del centro dando muestras de su profesionalidad afrontando con una gran pericia y solucionando las incidencias registradas durante el periodo de alarma a pesar de la alarmante reducción y déficit de personal existente”.