Lunes, 13 de julio de 2020

Geles hidroalcohólicos: consejos para reducir el riesgo de problemas en la piel este verano

El uso reiterado de los geles puede derivar en algunos problemas dermatológicos si no se tienen en cuenta una serie de precauciones
Uso de los geles hidroalcohólicos

Junto al uso de mascarilla o la distancia social, la higiene de manos frecuente es otra de las medidas esenciales para prevenir el contagio por COVID-19. Lavado de manos que puede realizarse con agua y jabón o con geles hidroalcohólicos. Sin embargo, tal y como señalan desde la Academia Española de Dermatología (AEDV), el uso reiterado de los geles puede derivar en algunos problemas dermatológicos si no se tienen en cuenta una serie de precauciones ahora que empieza la temporada de baño. 

Los geles consisten en soluciones hidroalcohólicas con contenido en alcohol del 60 al 85%. Al aplicarlos sobre la piel, el alcohol, que ejerce un efecto antiséptico, se evapora con rapidez en unos minutos. La exposición de las manos a la luz solar en condiciones habituales no va a desencadenar la inflamación en la piel donde se ha aplicado el gel. Desde el Grupo de Fotobiología de la AEDV se apunta que, hasta el momento, el uso de geles hidroalcohólicos en sí no se ha relacionado con reacciones de fotosensibilidad (un efecto exagerado a la luz del sol). 

Independientemente de la temperatura, algunas personas con problemas dermatológicos pueden ser más propensas a presentar irritación cutánea con el uso de geles (personas con psoriasis o dermatitis atópica, por ejemplo). En este caso, es clave tratar el problema dermatológico y acompañar las medidas de higiene con cremas emolientes reparadoras. 

Recomendaciones

En relación a los problemas de la piel surgidos por el lavado frecuente de manos o uso de geles hidroalcohólicos, desde la AEDV se recomienda que, después del lavado, se asegure un correcto secado de las manos y espacios interdigitales y utilizar emolientes (cremas hidratantes que permitan reparar la función barrera de la piel) para prevenir la aparición o el agravamiento de problemas cutáneos. 

Si se usan geles hidroalcohólicos, también es recomendable, después de la evaporación del alcohol, aplicarse crema hidratante.