Lunes, 13 de julio de 2020

Voz de la rumana Elena Liliana Popescu, grabada en Salamanca

 Elena Liliana Popescu y Alfredo Pérez Alencart en el Teatro Liceo (foto de José Amador Martín)

 

La destacada poeta Elena Liliana Popescu participó en el XXII Encuentro de Poetas Iberoamericanos, que se celebró en Salamanca del 14 al 16 de octubre. Así se reconocía también su larga trayectoria como traductora al rumano de numerosos  poetas de habla castellana.

 

Hoy hago conocer otra de las grabaciones realizadas en el Colegio Fonseca de la Universidad de Salamanca durante el citado encuentro organizado por la Fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes. Es trabajo de Roberto Rodes (responsable de la asociación cultural zaragozana TheBooksmovie), y acaba de ser difundida desde el portal de la Fonoteca de Poesía Contemporánea. Dicho portal cuenta con más de mil registros sonoros de autores de habla castellana, además de otras lenguas. Esta labor es fruto de un acuerdo entre la coordinación de los encuentros y TheBooksmovie.

Libro publicado en Salamanca por Trilce Ediciones

 

Los poemas que Popescu grabó forman parte de su nueva antología, titulada ‘Pentru a te găsi / para encontrarte’ y que ha sido publicada en Salamanca bajo el sello de Trilce Ediciones.   Esta obra bilingüe, traducida por Joaquín Garrigós y con ilustraciones de portada e interior hechas por el pintor Miguel Elías, se presentó el 16 de octubre de 2019 en el Centro de Estudios Brasileños de la Universidad de Salamanca, y dentro del programa general del XXII Encuentro de Poetas Iberoamericanos. En el acto intervino la propia autora, el pintor Miguel Elías y yo mismo, como autor del pórtico (ya publicado em otra entrada de Travesía de Extramares).

 

Aquí el enlace con los tres poemas grabados a la poeta rumana:

 

https://thebooksmovie.com/2020/06/22/pentru-a-te-ga%CC%86si-elena-liliana-popescu-rumania/

 

Y aquí los textos en castellano

António Salvado y Elena Liliana Popescu, con sus respectivos libros y en el Centro de Estudios Brasileños de la Usal  (foto de Jacqueline Alencar)

 

EL INSTANTE DEL ENCUENTRO

 

La libertad del océano reina en la orilla.

Toda la oscuridad aún contiene la luz.

En la ribera de la quietud la inquietud es la ola

y de lo que fue deja sólo el mundo que vendrá.

 

Y todo parece nada cuando buscas inmortalidad,

y en la muda desesperación el silencio es la palabra.

La infelicidad en sí misma contiene felicidad

cuando, humilde, dejas este mundo.

 

Una tenue ilusión esconde la verdad,

sólo para esclarecerla cuando se marcha

Lo que es ahora transitorio y que

se vuelve eterno en el instante del encuentro.

 

Elena Liliana Popescu en la Biblioteca Histórica de la Usal (foto de Álex Avenida)

 

HIMNO A LA VIDA

 

I

 

Nos atrae eternamente el Mar

desde el mar del Recuerdo

Nos atrae la Lejanía

desde la lejanía del Horizonte

Nos atrae eternamente el Cielo

desde el cielo de la Memoria

Nos atrae lo Efímero

desde lo efímero de la Naturaleza

Nos atrae lo no nacido

desde todo lo que ha nacido

o lo no reconocido

desde lo que es conocido

 

 

II

 

En ti está el Poeta

En ti la Poesía

En ti está el Profeta

En ti la Profecía

En ti está la Voz

En ti el Silencio

En ti está el Pensamiento

En ti lo Impensable

 

En ti está la Búsqueda

En ti lo Insondable

En ti la Pregunta

En ti está la Respuesta

 

 

III

 

Nada permanece

Nada cambia

Nada se sabe

Nada se ignora

 

IV

 

Oculto está el Recuerdo

en lo desconocido

Oculta está la Inmortalidad

en lo perdido

Encuentra la verdad

en lo olvidado

Sólo Él, el Conocedor

de todo lo creado

 

Miguel Elías, Alfredo Pérez Alencart y Elena Liliana Popescu, durante la presentación (foto de José Amador Martín)

 

HIMNO AL SILENCIO

 

El que aspira todavía a expresar

la vivencia sensible en la poesía,

el invitado a la cena regia

que alimenta con su don la humilde fantasía

 

El que ofrenda todo cuanto tiene

al que significa la Vida misma,

el que eternamente vuelve a las fuentes

y siempre está propicio a admitir el consejo

 

De quien está dispuesto a enseñarle,

el que se atreve a mirar en silencio

y ver en actos que parecen aislados

al que, Él solo, sabe de su dolor

 

Y los mantiene en vida mediante el amor,

el que con la poesía intenta abarcar

la esencia viva oculta en elixires

y del cuadro de la Vida desprender

 

Lo que el Pintor quiso destacar

en las sombras del Rostro de la inmortalidad,

el que se atreve a dirigirse

con efímeros versos al género humano

 

Mojando su pluma en la muda desesperación

resucitando la esperanza con palabras

extendiendo su amor

por todas cuantas son

 

El que tuvo una vez tanto que decir

con sus ingeniosas rimas,

¿podría acaso componer un poema

que no fuera el del Silencio infinito?

 

Elena Liliana Popescu y Lana Derkac, en el Colegio Fonseca (Foto de Jacqueline Alencar)

 

Elena Liliana Popescu (1948, Rumania). Poeta, traductora, ensayista, editora. Doctora en Matemáticas y profesora de la Universidad de Bucarest. Pertenece a la Unión de Escritores de Rumanía y al Centro PEN Romania. Tiene más de 50 libros de poesía y traducciones publicados en Rumania y en el extranjero (Brasil, España, Italia, México, Pakistán, Taiwán). Sus poemas, traducidos en más de veinte idiomas, se publicaron en más de 30 antologías en 10 países y en más de 120 revistas literarias en 30 países. Tradujo al rumano la obra de más de 120 autores. Ha publicado el libro póstumo de su padre, el poeta y piloto George Ioana, Vuelo. Sueño y destino (1999; 2018) y el libro Nicolae Popescu – El Hombre, el Matemático, el Mentor, dedicado in memoriam a su marido, académico rumano (2011).

 Elena Liliana Popescu y Jacqueline Alencar en el Colegio Fonseca de la Universidad de Salamanca