Lunes, 13 de julio de 2020

Influencia de la Biblia en la poesía. Conferencia para la Sociedad Bíblica de España

 

Luis Fajardo y Alfredo Pérez Alencart, al principio de la conferencia (toma de pantalla)

 

César Vallejo y Rubén Darío, los dos grandes renovadores de la poesía en lengua castellana, tienen en sus versos una fuerte influencia de la poesía bíblica. Sería interminable hacer un listado de notables poetas -de todos los tiempos y de muchas lenguas- que han abrevado del manantial lírico y profético del Libro de los Libros.

 

Unos lo reconocen abiertamente, como Jorge Luis Borges y desde el plano cultural:

 

“... yo llegué muy pronto a ese venero, ese manantial, porque una de mis abuelas era inglesa y sabía la Biblia de memoria. Alguien citaba una sentencia bíblica y ella daba inmediatamente el capítulo y el versículo. Como yo me he criado dentro de la lengua castellana y dentro de la lengua inglesa, la Biblia entró en mí muy tempranamente. Por el lado de mi abuela inglesa, es una familia de pastores protestantes, lo cual me parece bien, porque quiere decir que llevo la Biblia en la sangre, de algún modo”.

 

Otros se dedican a glosar a los magistrales poetas bíblicos, pero esconden dónde está su fuente. Allá ellos.

 

En torno al tema INFLUENCIA DE LA BIBLIA EN LA POESÍA, fui invitado a ofrecer una charla-conferencia, posible gracias a los artilugios tecnológicos y a la Internet, pues fue seguida por numerosas personas a una y otra orilla del castellano.

 

La petición fue hecha por la Sociedad Bíblica de España, dirigida por Luis Fajardo, con quien tengo una excelente amistad-hermanad, en el plano personal; pero también una magnífica relación institucional a través Tiberíades, la red iberoamericana de poetas y críticos literarios cristianos que se difunde desde Salamanca y cuya secretaría corresponde al poeta y filólogo Juan Carlos Martín Cobano). Esta colaboración la mantenemos para llevar adelante el Premio Rey David de Poesía Bíblica Iberoamericana. La Sociedad Bíblica de España publicó VASIJA, la obra ganadora de la primera edición del citado premio, ganado por la poeta abulense Laura García de Lucas, el cual fue entregado el 15 de octubre de 2019 dentro de las actividades del XXII Encuentro de Poetas Iberoamericanos.

 

Debo gratitud a la Sociedad Bíblica por la confianza plena, algo no muy usual en este y en otros mundos. Luis Fajardo ahora, y José Luis Andavert, antes, son los ‘culpables’ de este atrevimiento.

 

Aquí el enlace para acceder a la conferencia:

 

https://youtu.be/PnMNA4eXQ90?t=222