Lunes, 13 de julio de 2020

Pessoa revisited

Hoy, hace unos años, se nos fue la Unión, la UDS; no entro en la polémica actual, aunque, en lo personal, son curiosos los vínculos que, desde que vivo aquí, se han ido estableciendo entre las dos orillas de mi charrería.

No, hoy pensé en este poema y en “mi equipo” por aquello de la memoria y la nostalgia, nada más… Y nada menos.

Para ver y escuchar: https://youtu.be/GBUm_gNLyHU

Si, después de morir, quieren escribir mi biografía,

no hay nada más sencillo.

Solo tiene dos fechas: la de mi nacimiento y la de mi muerte.

Entre una cosa y otra, todos los días son míos.

Alberto Caeiro, o sea, Fernando Pessoa

 

 

Empecé a leer poemas

y era como abrir puertas de armarios en una casa vieja

esos roperos viejos de la abuela

esos viejos baúles

con polvo,

medio desvencijados

 

                   esas puertas a lo desconocido

                                      en las que de repente

 

                                      nos volvemos a ver

 

         nos reencontramos con nosotros mismos

 

         en la casa

esa casa

         somos nosotros mismos

 

                            la memoria

                            no es palabra tan grande

                                      a veces es nomás un recuerdo

bonito, pequeño,

guardado en un pañuelo que dejamos de usar desde ese entonces

 

 

Ese entonces

hay muchos entonces

algunos son despueses

ahoras

luegos

nuncas

 

Yo había estado en Lisboa

mucho antes

de aquella vez que fui por vez primera

 

Yo había leído a Pessoa

sin haberlo leído

                   jamás

                                      lo tenía dentro

 

@ignacio_martins

 

https://www.facebook.com/ignaciomartinescritor

www.ignaciomartin.com

nachomartins (Instagram)