Miércoles, 27 de mayo de 2020

El Procurador del Común demanda mejoras en la sanidad del medio rural 

Solicita que se valore adecuadamente la incidencia del Covid-19 en el mundo rural y pide más medios para los profesionales de Atención Primaria y mejoras en el transporte sanitario y la receta electrónica
Imagen de archivo de un consultorio local

El Procurador del Común de Castilla y León, Tomás Quintana, ha solicitado que “se valore adecuadamente la incidencia del Covid-19 en el mundo rural”, al tiempo que pide que se arbitren medidas para mejorar aspectos tales como el transporte sanitario, la receta electrónica, la seguridad de los profesionales o la viabilidad de las farmacias rurales. “La preocupación de la Institución por la adecuada calidad de la asistencia sanitaria en la llamada “España vaciada” que afecta a nuestra Comunidad ha venido dando lugar al pronunciamiento de múltiples resoluciones desde la toma de posesión de su titular en octubre de 2018, y ha motivado el inicio de una actuación de oficio con el fin de conocer cómo ha afectado la infección por coronavirus a una población que ya, antes de la propagación de la pandemia, en muchos casos tenían serios problemas para acceder a una atención sanitaria de calidad”, apuntan desde la Institución. 

El Procurador del Común, “aun no contando con datos oficiales acerca de las personas afectadas por el Covid-19 en los núcleos rurales, con base en la percepción derivada de las informaciones recibidas a través de los medios de comunicación o por otras vías”, ha pedido la mejora de los recursos para atender las necesidades de una población que “en muchos casos es manifiestamente vulnerable”, debido a que se trata de personas de avanzada edad y que sufren en gran medida pluripatológicas.

El Defensor del Pueblo de Castilla y León también ha apreciado las dificultades de los profesionales sanitarios que prestan sus servicios en el entorno rural, “aun reconociendo que vienen dando lo mejor de sí mismos para afrontar una crisis sanitaria sin  precedentes que estamos sufriendo, pese a que las condiciones en que lo hacen son mejorables”. Por ello, y dado que “la situación no está en absoluto superada” y, más aún, “ante la amenaza de posibles rebrotes”, ha instado a la adopción de medidas para afrontar la situación en el presente y en el futuro; entre otras, la dotación de medios adecuados para que los profesionales de Atención Primaria puedan realizar su trabajo de forma segura y eficaz, así como la mejora de las infraestructuras en los Consultorios locales para poder contar con acceso a la red.

Asimismo ha recordado que desde hace tiempo se venía pidiendo la superación de la llamada “brecha digital” que impide la implantación de forma adecuada de la receta electrónica y que, en estos momentos de confinamiento y limitación de movimientos, “hubiera mejorado notablemente la situación de los pacientes y de los profesionales”. Por otra parte, ha demandado que se estudie de la situación del transporte sanitario, tanto urgente como no urgente.