Miércoles, 3 de junio de 2020

El covid-19 y las sensaciones de los técnicos de ambulancias

Un técnico de ambulancia en Salamanca capital. Foto de archivo

Un técnico de ambulancias me envía este escrito.

“Como todos sabemos de la llegada de este virus en todo el mundo y en ESPAÑA, que es la parte que nos toca, llenando de tristeza y daño muchos hogares de nuestra geografía y en nuestro pueblo que también nos ha pasado factura…no ha sido mucho, pero sí  lo suficiente para que demos ánimos a nuestros vecinos afectados.

El motivo de ocupar una pequeña parte de este diario, es para expresarles a todos los lectores el sentir de esta profesión de la cual nos sentimos orgullosos y satisfechos. Pero quiero hacer un inciso debido: notamos que no se nos nombra en ningún sitio, hablan de los Sanitarios, Fuerzas de Seguridad, Auxiliares de residencias etc…y algunos sectores más, con una excepción.

Hace unos días una médica, en un programa de televisión, se refirió a nosotros, como un gran eslabón en la cadena sanitaria (el vídeo corrió entre los compañeros como la pólvora) y, como decía esta Médica, los pacientes no llegan solos a las consultas, ni a las UCI, hay que llevarlos. Nosotros también tenemos bastantes bajas, afortunadamente, sin fallecimientos, como ocurre en las demás provincias según las informaciones.

También es cierto que ahora estamos bien protegidos, pero siempre hay errores, prisas o falta de información, aparte de los que aparentemente están bien, y no saben ni sabemos que estamos contaminados. También existen gripes, neumonías, contagio por contacto etc…

Cargamos con pacientes desde pisos, que no tienen ascensor o los metemos en sus camas, aparte de acompañarlos en las consultas hasta dejarlos en buenas manos. También estamos en infartos, muchas veces, atropellos, caídas, peleas, recogidas de consultas, festejos taurinos, competiciones deportivas de colegios, ayudamos a médicos y enfermeros, cuando vamos juntos; intentamos animar a los pacientes que se vienen abajo y que, por sus patologías, no pueden más; les sacarmos una sonrisa, para que se evadan un poco de sus pensamiento.Me dejo muchas más actuaciones.

Cuando nos juntamos en los hospitales, siempre hay algún compañero que lo comenta: solo  salimos en televisión en las entradas de un hospital empujando una camilla. Como dijo la médica que mencioné, somos mucho más que eso.

No pedimos nada, sólo un pequeño reconocimiento a nuestro trabajo que nos da muchas satisfacciones.

Gracias por perder un poco de vuestro tiempo. Ataquemos este BICHO como mejor se podamos como es  estar en casa, y así lo venceremos.

Buena  suerte a todos.

José Manuel Bueno Bueno, técnico de ambulancias”.