Miércoles, 3 de junio de 2020

El primer Día Mundial de la Lengua Portuguesa convoca a 260 millones de luso hablantes en un viaje sonoro mediante internet

Nueve países de cuatro continentes conmemoran sus lazos de unión a través de la ‘lengua de Camões’

Grafismo del Día Mundial de la Lengua Portuguesa del Camões IP

Este martes se celebra por primera vez el Día Mundial de la Lengua Portuguesa. La Unesco- Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura determinó a finales de 2019 dedicar el 5 de mayo a la lengua y cultura lusas.

La fecha estaba marcada en el calendario del Camões IP- Instituto da Cooperação e da Língua (el equivalente al Instituto Cervantes), que había previsto una serie de actos en varios puntos del planeta, ahora cancelados debido a la pandemia de COVID-19.

La conmemoración se ha trasladado a internet, como tantas otras iniciativas. La vertiente institucional quedará constituida por una serie de intervenciones de representantes públicos, como el secretario general de las Naciones Unidas, António Guterrres, el presidente de la República, Marcelo Rebelo de Sousa, o el primer ministro portugués, António Costa, entre otras personalidades. La faceta festiva se concentrará en un concierto de artistas lusos de varios países. Ambas se trasmitirán a través del canal en YouTube del Camões IP, con la participación también de escritores en lengua portuguesa de varios países.

El Ayuntamiento de Cáceres, a través del Instituto Municipal de Juventud, organiza la XVI Maratona de Leitura en Língua Portuguesa (XVI Maratón de Lectura en Portugués). Se trata de una idea puesta en marcha en 2005, mucho antes de que existiera este Día Mundial, en la que cada año invitan a amantes y estudiantes de la lengua de Camões –o las dos cosas al mismo tiempo- a participar con la lectura de un párrafo literario en portugués con ocasión del Día Internacional del Libro en el mes de abril.

En 2017 añadieron a la faceta presencial la posibilidad de participar mediante la realización de un video, con el fin de abrir la actividad a simpatizantes de la lusofonía en todo el mundo. Gracias a eso el evento ha podido mantenerse, aunque esta vez se haya celebrado de forma enteramente virtual, girando alrededor de la temática de los viajes. Según la organización, este año han participado 119 personas de 16 entidades relacionadas con el idioma portugués.

El Día Mundial de la Lengua Portuguesa se celebra este 5 de mayo en 24 países donde se habla portugués en todo su territorio o en alguna de sus regiones, desde Angola a Timor Oriental, desde Brasil a Cabo Verde.

El portugués es utilizado a diario por unos 260 millones de personas y es lengua oficial en nueve países de cuatro continentes. Es el idioma más hablado en el hemisferio sur, -un dato al que contribuye el gigante brasileño, con más de 210 millones de hablantes-, evolucionando en un entorno diverso y plurinacional.

Pero también es el idioma que une a millones de portugueses y luso descendientes repartidos por todo el mundo. Las comunidades portuguesas provenientes de la emigración en las décadas centrales del siglo XX son numerosas en muchos países europeos, como Francia, Suiza o Bélgica, pero también en Estados Unidos o Canadá. La lengua fomenta los lazos que les unen con su identidad de origen.

Con este objetivo nació hace 90 años el Instituto Camões para apoyar la difusión de la lengua y cultura portuguesas fuera de las fronteras de Portugal. Dependiendo del Ministerio de Exteriores, en coordinación con el Ministerio de Cultura y el de Educación, tiene una red de 80 centros por todo el mundo, apoya la cátedra de portugués en varias universidades y participa en actividades de cooperación internacional.

El Grado de Estudios Portugueses y Brasileños de la Universidad de Salamanca (USAL) colabora con el Camões IP, que facilita el profesor lector de portugués.

El portugués es conocido como ‘la lengua de Camões’, el Cervantes portugués. Luís Vaz de Camões fue un poeta y un militar que viajó por el mundo durante la Era de los Descubrimientos, relatando las aventuras vividas por esos mundos, en un tiempo en que portugueses y españoles se echaron al mar con fines comerciales y acabaron por descubrir los confines del planeta.

Se crearon dos imperios que expandieron su cultura, una ‘primera globalización’ que influyó  lingüísticamente en otras identidades. Aún está reciente la celebración del quinto centenario de la circunnavegación de Magalhães y Elcano el pasado año 2019.

Junto al bacalao del Atlántico norte y las especias de las Indias, los portugueses traían palabras y afectos de ida y vuelta. Intercambios lingüísticos y culturales en paralelo a los comerciales, que hoy se reflejan en el poso portugués de muchos pueblos.

Una lengua sentida, dulce y añorante con la que viajar por el mundo, si no físicamente, al menos, hacia los paisajes recreados por las palabras de Saramago y Pessoa; o en la sonoridad de las de Amália Rodrigues y Caetano Veloso.