Miércoles, 27 de mayo de 2020

El mercado de ganado aguanta el tirón a pesar de la incertidumbre

Las presiones desde el sector comprador no han sido suficientes  para que el mercado y la lonja de salamanca abandonase las cotizaciones, lo que ha evitado que los precios se vinieran aún más abajo      

La excelente primaverá está quitando ‘presión’ al vacuno | Corral

El mercado de ganado y las distintas mesas de la lonja de Salamanca aguantan el tirón ante la incertidumbre de lo que sucederá en unos meses. La Diputación de Salamanca ha apostado desde un principio de la pandemia porque tanto productores como compradores tengan una referencia, aunque no ha sido fácil, como señala a SALAMANCA AL DÍA el responsable del Mercado y la Lonja de Salamanca, el diputado provincial Julián Barrera. La suspensión del mercado de ganado quizá fue la decisión más dura, aunque inapelable por el decreto del estado de alarma. A partir de ese 16 de marzo se decidió la celebración de las mesas “vía Whatsapp, correo electrónico…, como pudimos, lo que no queríamos en ningún momento era dejar de cotizar ningún producto porque parte del sector comprador en algunas lonjas, sobre todo vacuno, quisieron dejar de cotizar, pero tanto mi compañero Javier García Hidalgo como yo, como presidente de mesa y como el presidente de la Diputación, no queríamos era dejar de cotizar bajo ningún concepto, porque eso daría lugar a que todos los mercados se vinieran abajo, que no hubiera ninguna referencia y que cada uno hiciera lo que quisiera”.

Pero el camino en este mes y medio no ha sido fácil para mantener el mercado, pues a pesar de las presiones cada lunes permanecen las cotizaciones, aunque el desacuerdo entre lonjas es evidente, lo que contribuye a una mayor incertidumbre. Uno de los factores que más está influyendo en la caída de los precios de los animales y sus canales es la inactividad de la hostelería y la restauración, sector al que se destinan la mayoría de los lechazos y tostones que se crían, además de las partes nobles del vacuno y las partes más cotizadas del porcino.

Además, sin que nadie encuentre una explicación coherente, otro de los motivos en la bajada de precios, especialmente en el ibérico, ha sido el desplome de la lonja de Extremadura, donde “se ha desplomado de repente, han cotizado muy a la baja, incluso por debajo de los costes de producción”, situación que desde el responsable del mercado de Salamanca se ha pretendido evitar mediante “bajadas moderadas, pero sin dar sensación de pánico ni transmitir el pánico a ninguno de los sectores”, si bien las OPAs en un primer momento amenazaron con abandonar la mesa.

Aumenta la exportación

Al contrario de lo que está sucediendo en el mercado local, la exportación de vacuno y ovino ha crecido a un ritmo del 17% en el mismo mes respecto al año pasado. Para Barrera, en esta circunstancia ha influido “las gestiones del Rey de España con Arabia Saudí, sobre todo, y con los países Árabes”. La exportación está subiendo a un ritmo muy considerable, “tanto el ovino pesado, cordero de 34 Kg. para arriba, como los vacunos machos”, cargamentos que salen por los puertos de Cartagena y de Tarragona. Además, en la penúltima semana de abril también salieron corderos hacia Francia e Italia.

Mesa a mesa

La Mesa del cereal es la más problemática en estos momentos por varios factores, el primero: las plantas de bioetanol. Ante el desplome el petróleo, algunas ya han dejado de producir en EEUU, y las españolas pueden ir de camino al bajar la demanda de combustible. Segundo: las fábricas de cerveza no demandan cebada para el lúpulo porque tampoco están funcionando a pleno rendimiento, entonces hay mucha menos demanda. Y el tercer factor: “hay mucha hierba en el campo y los ganaderos no demandan grano”, asegura Barrera.

En ovino ha bajado la demanda de lechazos y se ha reducido la oferta porque se está congelando y otros animales se están sacando al campo para aprovechar la excelente primavera y enviarlos a cebaderos como corderos, de ahí que en la última sesión se repitieran los precios. Mientras la exportación no falle, el sector resistirá.

En vacuno de carne está saliendo mucho al exterior, los añojos fuera, y en el mercado interno se consumen hembras, aquí el problema subyace en que algunas grandes superficies han roto contratos a precio de lonja de Salamanca porque en Extremadura está más barata. Los terneros aunque están bajos, los ganaderos no tienen prisa por sacarlos porque el campo aguanta ahora lo que le echen, pero “lo que queremos es que esa bajada de precio en vivo repercuta en el consumidor final, porque no lo estamos viendo ni en las carnicerías ni en las grandes superficies. He visto lechazos, esta semana, a 100 euros en una carnicería, me parece indecente cuando valen 30 ó 35 euros”.

El porcino blanco también ha comenzado a bajar tras un inicio fuerte por la exportación a China. El precio de los tostones es ridículo y es lo que más preocupa. Y como sucede con las partes nobles del vacuno, el porcino ibérico se está resintiendo por la inactividad de la hostelería, aunque como señala Barrera, “lo más preocupante es que se está sacrificando madres de cría, lo cual a seis-ocho meses vista habrá menos. La idea del sector, yo creo que se está manejando que se queden como dos millones de madres en España para equilibrar la oferta y demanda, aproximadamente”.

Julián Barrera - Diputado provincial de Agricultura y Ganadería:

“Deseo que en el verano regrese la normalidad”

Julián Barrera, no se atreve a vaticinar lo que sucederá en los próximos meses en el mercado de ganado, aunque no oculta su deseo de que “por lo menos en el verano podamos empezar a hablar de apertura y de llegada de animales de nuevo, con las medidas de seguridad, evidentemente”.

Y ante la llegada de ese esperado momento, “tendremos todo preparado, incluso seguimos con las obras previstas y con los proyectos de reforma de la nave de ovino y más cosas pendientes, incluso en Castro Enríquez, en previsión de que el mercado se reabra y todo vuelva a la normalidad”.

Entre tanto, “la idea es seguir cotizando como compromiso institucional”, además de apoyar al sector a través de las distintas las ayudas puestas en marcha por la Diputación, tanto para asociaciones, cooperativas..., “a parte de la subvención nueva de este año para cría de corderas y que se reabrirá a partir de que finalice el estado de alarma”.