Jueves, 13 de agosto de 2020

Micro historias... cada vida cuenta

Las sociedades modernas no se conmueven ni se indignan por tragedias ¿por qué?  Sin duda nuestra sociedad vive la deshumanización, conllevando pérdida de valores éticos y sensibilidad, despoja de rasgos humanos al individuo para convertirlo en un número.

El cobid-19 es la mayor tragedia que asoló España. Se está tratando con la frialdad que nos dan las matemáticas,  no, cada persona cuenta, cada individuo que se nos fue  algo nuestro partió con ellos.

 Su familia no ha vuelto a verlos desde que la ambulancia UCI los sacó de casa, ¿Dónde quedó el último beso, la ultima caricia…? duelos insuperables y duros de digerir.

El verdadero covid, va llegar cuando superada la peste nos demos cuenta que la realidad familiar, social y económica es otra.  Mientras…  la reclusión se alarga y la noción del tiempo se pierde ¿a quién le importa si hoy es miércoles, jueves o…? Todos los días  son iguales, todos traen la misma rutina.

 Oímos el busto parlante del noticiero  “Hoy han fallecido 450 personas…  - esboza una sonrisa- algunas menos que ayer”  ¿Dónde guarda la sensibilidad? La desconoce 

No muestren optimismo, España es el país con mayor número de sanitarios infectados, ¿no se les hacen tests? No. En muchos casos son asintomáticos pero deben seguir trabajando.¿ Nuestra sanidad?… se nos llenaba la boca diciendo que era la mejor del mundo… se ha demostrado que NO , los héroes, cumplidores del Juramento Hipocrático son los médicos y  el personal sanitario. auxiliars, limpiadoras,celadoras... Los mandan a la luchar sin armamento.  Y esta guerra no es la parodiada por Gila. El covid mata, sus balas son mortíferas.

No olvidemos a las 20 horas el aplauso para los funerarios, bomberos, fontaneros, y para nosotros,  somos los únicos que sabemos dar ejemplo con un comportamiento ejemplar. Esto no es un juego, es algo muy serio. Nos merecemos un gobierno que nos diga la verdad, somos mayores y no van a sembrar el terror. El  horror es instalarse en la mentira.