PASCUA 2020

¿Qué se puede decir en la censura velada de esta globalización, incluso del coronavirus?.

He recordado muchas veces durante esta Semana Santa,  la entrada en Jerusalén con mi familia. Un viaje muy intencionado para que mis hijas abrieran los poros a esa Esencia y mi madre cumpliera el sueño de una mujer devota de Sayago.

También he revivido las fotos en Marruecos haciendo la casa, la escuela, el dispensario médico con los chicos de Santiago Uno, mi familia y amigos.

Hoy es el día más importante para una Fe sin límites. La Resurrección después de la muerte, es una pena que pase desapercibido para una mayoría. Es un fracaso pedagógico y vivencial de los que nos declaramos creyentes.

¿Qué alegría viven hoy los que más la merecen en nuestra sociedad actual, los excluidos?.

Lo más intenso de estos días lo he vivido con mis hijas en casa y en la Casa Escuela Santiago Uno. Sin prisas se saborea mejor la humanidad y los sentimientos.

Me he leído en plan atracón la mano de Fátima de Ildefonso Falcones en dos días. Las insurrecciones de los moriscos en las Alpujarras, el amor interreligiones, el injusto y ridículo fanatismo, el abuso de la Inquisición, de Almanzor, las posesiones de Felipe II y III incluso de Jerusalén, las guerras, el hambre, las epidemias, el odio programado. Por otro lado el intento desesperado de buscar lo común a las dos religiones, el incansable amor verdadero y la eterna Mezquita de Córdoba.

Mañana además de la realidad de los chicos y de todos nosotros conviviendo, tendremos que justificar la enseñanza “on line” a nuestros alumnos. Lo haremos lo mejor posible, utilizaremos los programas como herramientas, pero no como fin en sí mismo.

Dicen que es el futuro y lo llevamos haciendo mucho tiempo con nuestra aula virtual y nuestras enseñanzas on line. Me pedí el último porque soy de los que disfruta en la clase con los alumnos.

Con los de los ciclos superiores será fácil, con los de formación profesional básica seguirán siendo más efectivos los whasapp. Espero que las diferencias de criterio no me lleven  a problemas irresolubles con compañeros o compañeras.

Queda un tiempo largo de confinamiento y posterior crisis. Una suerte de dedicación individual a los niños y niñas que no pueden estar con sus familias. Acostumbrados a programar con mucha antelación nos queda toda la incertidumbre sobre viajes, evaluaciones, proyecto Marruecos. Todo se va posponiendo y estamos en posición de espera. No puedo imaginar un pistoletazo de salida para nuestros gladiadores, será impredecible. Hoy es un día Universal de Resurrección gratuita para todos. Echo de menos películas ambientadas  de nuestra cultura en la televisión pública.