Lunes, 6 de julio de 2020

Llegan a Castilla y León 35 respiradores comprados por la Junta en Estados Unidos

La Junta de Castilla y León tiene previsión de distribuir de manera inmediata los 35 aparatos recién llegados por los hospitales de Sacyl en función de las necesidades actuales de cada uno
La consejera de Sanidad, Verónica Casado, junto a uno de los nuevos equipos

Los primeros 35 respiradores para cuidados intensivos adquiridos por la Junta de Castilla y León el pasado 12 de marzo en Estados Unidos han llegado hoy a Valladolid procedentes de Amsterdam, mientras que la consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha confirmado que, aunque sí que sondearon el mercado turco, no llegaron a realizar pedidos ya que observaron que en dicho país comenzaban a empeorar las cifras de contagiados.

La Junta de Castilla y León tiene previsión de distribuir de manera inmediata los 35 aparatos recién llegados por los hospitales de Sacyl en función de las necesidades actuales de cada uno. Tanto Verónica Casado como el vicepresidente y portavoz del Gobierno regional han estado en la mañana de este sábado en el hospital Río Hortega de Valladolid, para comprobar la llegada de esta mercancía.

Los 35 respiradores, que han llegado en un camión la pasada madrugada después de atravesar diversas vicisitudes fronterizas, sobre todo en la aduana entre Francia y España, forman parte de un lote de 100 equipos adquiridos por la Junta a primeros de marzo pero que por problemas burocráticos han tardado más de lo previsto en llegar a España -es de destacar en este sentido la colaboración de la Embajada de España en Estados Unidos para solucionar todos los problemas-, señala a través de un comunicado remitido a Europa Press.

La Administración regional ha agradecido también la colaboración de la empresa Biotech, del Parque Tecnológico de Boecillo, "sin cuyas gestiones en la compra y en el viaje desde Amsterdam hubiera sido muy complicado lograr la entrega de los aparatos".

Los respiradores son de tipo estándar para ventilar todo tipo de pacientes en distintos entornos de cuidados intensivos, y son fabricados en Estados Unidos. La Consejería de Sanidad está a la espera de que en próximos días lleguen los 65 equipos que faltan.

En cualquier caso, la consejera ha destacado que la situación actual en relación a estos dispositivos "no es tan dramática como podía ser hace días", pero ha subrayado que "nunca mejor dicho, dan un mayor respiro" a los medios de la Consejería de Sanidad, sobre todo en previsión de un hipotético aumento de casos de pacientes que precisaran cuidados intensivos.

Al margen de esta partida que se entregará en los distintos hospitales en próximos días, Casado ha añadido que recientemente se han distribuido nuevo respiradores en los hospitales de León, Soria, Segovia y Del Río Hortega, además de 20 ecógrafos, aparatos "muy útiles para el seguimiento de pacientes" y tres equipos de rayos X portátiles que se han entregado a los centros hospitalarios de Ávila, Aranda de Duero (Burgos) y El Bierzo.

Ante las informaciones que indican que una partida de respiradores adquirida por el Gobierno de España habido sido requisada por el Gobierno de Turquía, Verónica Casado ha apuntado que la Junta no había realizado compras en el país otomano.

Aunque sí que ha señalado que se llegó a plantear la posibilidad de adquirir cierto tipo de material, como mascarillas, el personal de la Junta se dio cuenta "pronto" De que "estaban empeorando los datos allí y que probablemente se quedaran con el material", por lo que no se llegó a gastar "un solo euro".

Asimismo, ha confirmado que a la Junta, por el momento, no le han requisado material ni ha sido "estafada" en operaciones de compra y, aunque el ritmo de llegada es lento, todo lo que se ha adquirido está "perfectamente controlado", de modo que esperan a ver si llegan los otros 65 respiradores pendientes de la partida procedente de Estados Unidos así como otros envíos que seguirán llegando por avión, porque la necesidad de protección va a continuar durante un tiempo.

En cuanto a material de protección, Casado ha recordado que el problema fue la "rotura del stockaje", pero ha incidido en que actualmente la situación permite contar con una "disponibilidad general adecuada" en todos los centros sanitarios, al tiempo que ha subrayado "con contundencia" que la Consejería y el Gobierno de Castilla y León ha ejercido todas sus competencias para que el personal pueda estar protegido, y así ha repartido ya "5,6 millones" de equipos de protección de todas las categorías.

Eso sí, ante los mensajes de distinta procedencia sobre las carencias de material de protección, Casado ha precisado que el nivel de protección "no es igual en todas las tareas", y no todo el personal tiene por qué llevar un EPI completo, pues ha ejemplificado que no es lo mismo estar en contacto con pacientes de coronavirus que "moverse por los pasillos" del hospital.

"Hay que adecuar los medios para que los profesionales sanitarios y no sanitarios que precisen un mayor nivel de protección, lo tengan, algo que ahora está garantizado", ha recalcado.