Sábado, 6 de junio de 2020
La Sierra al día

Residencia de Linares de Riofrío, la más afectada por el COVID-19 en la provincia

El Ayuntamiento señala que la situación está controlada tras la incorporación de un gestor y ocho auxiliares

La residencia de mayores de Linares de Riofrío está totalmente aislada desde hace días con avisos municipales en la puerta | Foto: Kiko Robles

La pandemia del temido coronavirus está afectando especialmente a los mayores, que son población de riesgo. Las residencias de la tercera edad son lugares muy sensibles que en algunos lugares de España se han convertido en puntos dramáticos debido al número de infectados y fallecidos. Es el caso de la Residencia de Linares de Riofrío Las Salegas, que ha sufrido un total de ocho fallecimientos entre sus residentes a lo largo de diez días del mes de marzo. Dos de los mayores han sido trasladados a Salamanca y permanecen ingresados en el complejo hospitalario de Salamanca. Al menos uno de ellos ha dado positivo en coronavirus tras ser realizadas las pruebas correspondientes.

La residencia más afectada

El centro se ha convertido en el más afectado por el virus en toda la provincia de Salamanca. Se contaba con un total de 38 residentes, de los que ocho han fallecido en los últimos días. “Dos de ellos dieron positivo en las pruebas de coronavirus, del resto no sabemos nada. Más que una residencia ahora mismo es un hospital”, indica la directora del centro, Pilar Rodríguez.  Esta triste cifra la sitúa como la residencia más afectada por la pandemia de coronavirus en toda la provincia de Salamanca.

Tras los dos residentes que se encuentran hospitalizados, eso deja un total de 28 mayores que aún permanecen en el centro y que están totalmente aislados, sin poder recibir visitas ni salir del centro, muchos de ellos con síntomas de enfermedad.

Ayuda de voluntarios

Tanto la dirección del centro y el Ayuntamiento han protestado por la falta de apoyo a la residencia de parte de las autoridades, que sobrepasadadas por la emergencia no han podido destinar muchos recursos a las zonas rurales.

La colaboración ha llegado en mayor parte de manos voluntarias. La residencia ha recibido material de protección de localidades vecinas, como San Esteban de la Sierra y la visita de un médico voluntario, que cada mañana acude al centro a comprobar el estado de los residentes.

Por otro lado, la localidad ha recibido la visita de la UME para trabajos de desinfección, insistiendo en los lugares comunes.

Renovación de personal

La residencia es de titularidad municipal, aunque el servicio está adjudicado a una empresa, y es precisamente desde el Consistorio desde donde ha llegado la ayuda, facilitándose la contratación de ocho auxiliares en cuidados geriátricos para cubrir las bajas del personal. Además, un médico de la plantilla del Hospital Santísima Trinidad ha sido nombrado gestor del centro para llevar un seguimiento exhaustivo del centro.

Apoyo total del Ayuntamiento de Linares

Ignacio Polo, alcalde de la localidad, ha señalado que la situación fue muy dramática al principio, pero que ya se está trabajando todos los días en garantizar la mejor atención para los residentes: “Los primeros días fueron muy preocupantes, y todo el pueblo tiene mucho miedo por la enfermedad. Afecta mucho a las personas mayores y en los pueblos como este la población está muy envejecida y muchos con problemas de salud”. 

“Tras unos primeros días en los que la situación fue un poco más caótica, ya está mucho más controlada. Un médico, que trabajó en el Hospital Santísima Trinidad, que además es linarense, se ha ofrecido para actuar de gestor, controlando las medidas sanitarias, examinando a los residentes y gestionando al personal. Se han incorporado ocho nuevos trabajadores y la situación está mucho más tranquila. Esperemos que con cuidado no tengamos que lamentar la pérdida de más vecinos”. Señaló el primer edil, quien ademas aseguró que cada día se realiza una reunión telemática entre los concejales y la residencia para estar pendientes de la situación. Además, cada día se recibe la visita de personal del SACyL que hacen un seguimiento exhaustivo de la salud de los residentes, en especial de aquellos con síntomas.