Sábado, 30 de mayo de 2020

Portugal roza los 3.000 casos de coronavirus y suma ya 43 muertos

La region Norte es la más afectada, esta medianoche el país pasa del plan de contención al de mitigación
Personas con mascarillas en un aeropuerto en Lisboa - Hugo Amaral/SOPA Images via ZUMA / DPA

Portugal ha registrado ya casi 3.000 casos de coronavirus en su territorio y un total de 43 fallecidos por la pandemia del nuevo coronavirus que se originó en la ciudad china de Wuhan.

Según el último balance publicado este miércoles por la Dirección General de Salud (DGS), en las últimas horas ha habido 633 nuevos contagios y otros diez fallecidos. Con ello, suman ya 2.995 casos y 43 muertos en todo el país.

Además, hay 276 personas hospitalizadas, de las cuales, 61 ingresadas en cuidados intensivos, trece más que la víspera, mientras que los pacientes que han superado ya la enfermedad Covid-19 suman 22.

La región Norte es la más afectada, con más de 1.500 casos, mientras que Lisboa, la capital, es la ciudad con más casos, con 187, seguida por Oporto, con 137. En cuanto a los fallecidos, en el norte ha habido 20 mientras que Lisboa suma ya doce.

De acuerdo con los datos ofrecidos por la DGS, el 74 por ciento de los fallecidos en Portugal hasta el momento tenía más de 70 años, mientras que solo cuatro de las víctimas tenía entre 50 y 59 años. No obstante, las autoridades lusas no especifican si los fallecidos presentaban otras dolencias previas.

Por su parte, la directora general de Salud, Graça Freitas, ha informado en rueda de prensa de que en Portugal ya hay "transmisión comunitaria" de Covid-19. "No es enorme ni descontrolada, pero existe", ha destacado, según informa el diario 'Público'.

En este sentido, ha precisado que a partir de esta medianoche, el país va a pasar de la fase de contención a la de mitigación, por lo que se establecerá un nuevo plan de acción. Según ha explicado Graça Freitas, este nuevo abordaje incluirá la realización de test a toda la población de riesgo, para lo que se utilizarán tanto laboratorios públicos como privados de todo el país, conforme a la cercanía geográfica. La directora general de Sanidad ha admitido que en el proceso podría producirse "alguna turbulencia", ya que “los días de transición serán complejos”. 

Freitas ha explicado que en torno al 80 por ciento de los casos se seguirán tratando en casa, pero a partir de ahora se contemplarán cuatro niveles de gravedad de la enfermedad que recibirán cuatro respuestas diferenciadas. El nivel uno se quedará en casa, en el dos se acudirá a un centro de salud, en el tres se recibirá atención las urgencias del hospital y solo en el cuarto se ingresará al paciente.